Lunes 25.01.2021 - 20:50

¿En memoria de quién?

Fervor botanero
Por:

El vandalismo se ha ensañado con algunos monumentos de nuestra ciudad. Fuera de los que por su importancia o por su ubicación están bien vigilados, los demás quedan expuestos a la voracidad de la delincuencia. Aparte de estar manchados de grafitis, es común verlos mutilados. Una de las partes preferidas de los rateros son las placas que contienen información de la obra. Quizá porque son fáciles de arrancar, por su tamaño manejable y por la facilidad de venderlas a quienes compran metales por kilo. El costo de reposición de las piezas sustraídas es significativamente superior a los pocos pesos que obtienen los malandros.

El desvalijamiento de ornamentos urbanos es una forma de violencia. Aunque no se ejerce directamente contra un ciudadano en particular, daña el patrimonio cultural y artístico de la capital, que a final de cuentas es nuestro y de las generaciones venideras.

Fotografía:  1) En la Unidad Kennedy. 2) Afuera

del Metro Chapultepec dejaron la placa y se llevaron

la escultura. 3) En el Jardín Chiapas de la V. Carranza.