La revolución asexual

Donan en Central de Abastos 40 mil flores por visita del Papa
Por:
  • larazon

Por Lizeth Gómez De Anda

Una nueva ola de hombres se pronuncia en contra del sexo. La mayoría de ellos vive con sus padres, está muy preocupada por vestir a la moda y usa su tiempo libre básicamente en navegar en internet.

El número de asexuales va en aumento. Japón es uno de los países con mayor cantidad de personas que tienen falta de deseo sexual. Simplemente, no pueden excitarse, ni necesitan orgasmos para ser felices. Ellos representan entre el tres y cinco por ciento de la población mundial.

“La mayoría de la gente tiene el cerebro entre las piernas”, eso dice el cantante Morrissey en su canción Such a little thing makes such a big diference, pero al parecer algunos hombres y mujeres son la excepción de la regla.

Un estudio dirigido por el psicólogo y experto en sexualidad humana Anthony Bogaert, de la Universidad Broca (Santa Catarina, Ontario), afirma que “estas personas no experimentan ninguna atracción sexual hacia otros seres, pero lo más increíble del caso es que, lejos de sentirse traumatizados, se declaran altamente satisfechos con sus vidas”.

Son percibidos como los “raros”, pues escapan de los estándares sociales. Existen los casados con amor sin sexo, están los solteros que no apetecen lo sexual pero sí un romanticismo y también los que definitivamente rechazan tanto las relaciones afectivas como el sexo.

En el mundo sólo existen unos cinco estudios científicos respecto a las personas que no experimentan libido y concluyen que no es un problema psicológico.

La Asexual Visibility and Education Network (AVEN), que reúne virtualmente a cerca de 800 miembros de todo el mundo, de los que 49 son mexicanos, explica que la asexualidad no es una decisión como el celibato, sino una inapetencia al sexo registrada de toda la vida.

Algunos especialistas coinciden en que los asexuales pueden vivir tranquilamente y de manera sana sin tener coitos. “No tienen problemas psicológicos, simplemente no les llama la atención lo sexual y así son felices”, comentó el neurobiólogo Raúl Gerardo Paredes Guerrero. Otros investigadores atribuyen que el ser asexual viene de alguna experiencia traumática que es necesario atender. Por otro lado la AVEN señala que “La gente no necesita el deseo sexual para ser sana, pero en una minoría de casos una carencia de éste puede ser el síntoma de una condición médica más seria”.

Revolución asexual. El porcentaje de asexuales en un grupo casi tan numeroso como los homosexuales, que ascienden a un cuatro por ciento. No es extraño, pues, que la asexualidad haya irrumpido con fuerza en el mundo de las tendencias, gracias al fotógrafo norteamericano Steven Meisel que, en una sesión para la revista estadounidense W titulada Asexual revolution, retrató a un grupo de modelos andróginos y etéreos, que casi podrían pasar por figuras de cera congeladas.

Amores platónicos. Dentro de la “condición asexual”, hay personas capaces de sentir atracción romántica, pero ningún apetito sexual, y personas que no tienen ni una cosa ni la otra.

Los que son capaces de enamorarse, suelen buscar y encontrar pareja, que comparta o no su indiferencia por el sexo. Aunque tiene más posibilidades de éxito una relación entre dos personas asexuales, también hay muchas parejas mixtas que funcionan muy bien.

Asociaciones en el mundo. En Estados Unidos los asexuales están agrupados y organizados. La organización más importante en ese país es la Sociedad Asexual Americana, fundada por la cantante Geri Rich Jones. A nivel mundial, existe la AVEN.

 Dentro de la “condición asexual”, hay personas capaces de sentir atracción romántica, pero ningún apetito sexual, y personas que no tienen ni una cosa ni la otra

 Rechazo. Algunas personas, por su condición, son catalogadas como traumadas, deprimidas, amargadas y raras. Esta situación las ha llevado a tener conflictos y malentendidos

con los demás integrantes de la sociedad.

agp