Miércoles 8.07.2020 - 02:04

Descubren que ADN neandertal persiste en los seres humanos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

Washington.- Muchos de los genes que contribuyen a configurar la piel y el cabello de la mayoría de los seres humanos tienen bastante de los neandertales, según dos nuevos estudios que examinaron los vestigios de ADN en el genoma de los humanos modernos.

Hace unos 50.000 años, los seres humanos modernos emigraron del norte de África a Europa y al este de Asia y se encontraron con los neandertales pilosos que habían estado en climas más fríos durante más de 100.000 años. Algunos individuos de las dos especies copularon. Y después los neandertales se extinguieron como especie, pero no sin dejar una herencia genética.

Los científicos aislaron las partes del código genético de los humanos modernos no africanos que todavía contienen vestigios de los neandertales. En general apenas supera el 1%, dicen los dos estudios publicados el miércoles en las revistas Nature y Science.

Sin embargo, en algunos sitios, como el ADN relacionado con la piel, las instrucciones genéticas son hasta el 70 % neandertal y en otros no queda prácticamente nada de la especie que se suele caracterizar como cavernícola.

La diferencia entre los lugares donde el ADN neandertal abunda y aquéllos donde está ausente podría ayudar a los científicos a comprender qué es lo que en nuestro genoma "hace humanos a los humanos", afirmó el científico Joshua Akey, de la Universidad de Washington, autor central del informe en Science.

El investigador de Harvard Sriram Sankararaman, autor del estudio en Nature, dijo que el sitio donde el ADN neandertal parece tener la mayor influencia en el genoma humano moderno tiene que ver con la piel y el cabello. Akey agregó que esas instrucciones son hasta un 70 % neandertal.

Otro sector en el que tenemos más ADN neandertal es en partes de los códigos genéticos relacionados con determinadas funciones del sistema inmunológico, dijo Sankararaman. Los expertos solo pueden indicar que esos genes parecen conectados con dolencias como la diabetes de tipo 2, la enfermedad de Crohn y el lupus.

Tiskhoff y Akey dijeron que una de las conclusiones más interesantes de comparar los genomas humano y neandertal es donde no queda ninguna influencia de estos. Ese hecho, dijo Tishkoff, es "lo que nos hace singularmente humanos". Una de esas áreas está conectada con los genes que determinan el habla y la comunicación.