CDHDF revisa a detenido para detectar “torturas”

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), aplica pruebas al único detenido por el multihomicidio de la colonia Narvarte, Daniel Pacheco Gutiérrez, para detectar si ha sido objeto de tortura por parte de la Procuraduría General de Justicia del Distrito

Federal (PGJDF).

El organismo a cargo de Perla Gómez inició el pasado 8 de agosto el llamado Protocolo de Estambul, que consiste en una serie de exámenes que indican si alguna persona ha sufrido tratos crueles.

La primera prueba fue la médica y el pasado 14 de agosto se realizó la examinación psicológica que incluyó la entrevista e instrumentos psicológicos, con la finalidad de determinar si el ex convicto sufrió tratos crueles, inhumanos o degradantes.

También se realizaron exámenes para averiguar si padeció tortura al momento de su detención o durante su estancia en la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio

de la PGJDF.

En un comunicado, la CDHDF reveló que hasta este momento no se han completado todos los estudios y dictámenes que se integran en el Protocolo de Estambul y que en cuanto se tengan las conclusiones, se incorporarán a la queja abierta por este caso, informándose al peticionario y a las autoridades

judiciales y ministeriales.

Además esta comisión envió oficios a los titulares del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Ricardo Antonio Bucio Mújica, y del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, Jacqueline L’Hoist Tapia, para indagar si hubo discriminación contra Pacheco por parte de medios de comunicación.

“Las misivas fueron acompañadas por un dossier de publicaciones de diversos medios de comunicación respecto al caso Narvarte, a efecto de que los citados organismos valoren la posibilidad de investigar la existencia de presuntas conductas discriminatorias de particulares”, dice el texto.

El pasado 6 de agosto autoridades capitalinas manifestaron que Pacheco Gutiérrez de 42 años admitió que él sí observó cómo fueron agredidas las cuatro mujeres y el fotógrafo Espinosa, pero dijo que no

participó en ello.

En sus primeras declaraciones el hombre indicó que incluso presenció el abuso sexual que sufrió una de ellas, la cual ahora se sabe fue la colombiana Mile Virginia Martin.

El primero de agosto la Procuraduría capitalina informó que cuatro mujeres y un hombre, que presentaban signos de tortura, fueron ejecutados con disparos de arma de fuego en un departamento de esta demarcación.

Las mujeres fueron identificadas como la activista Nadia Dominique Vera, Olivia Alejandra Negrete, empelada doméstica, Yesenia Atziri Quiroz, maquillista, Virginia Martín y el fotoperiodista Rubén Espinosa.