• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Detectados, cuatro grupos radicales que hoy acuden a marcha
En Palacio Nacional se pusieron vallas para proteger muros y puertas. Además, se tiene reporte que habrá otras metálicas de 4 metros de alto y extintores de alta capacidad. Foto: Eduardo Cabrera Cruz, La Razón

Mujeres agrupadas en nuevos colectivos radicales están bajo la lupa de autoridades capitalinas por ser las que protagonizan actos de violencia y vandalismo durante las marchas, que han dejado pérdidas económicas a los negocios y dependencias por más de 130 millones de pesos.

De acuerdo con información de inteligencia de autoridades capitalinas, a la cual La Razón tuvo acceso, son cuatro organizaciones principales que se han dedicado a realizar las pintas, romper vidrios e incendiar mobiliario, así como lanzar petardos contra establecimientos o las autoridades.

Te puede interesar: Para garantizar paz, alistan cerco de 12 mil funcionarios

En su mayoría, estas agrupaciones son integradas por mujeres; sin embargo, son encabezadas por hombres. Las labores de inteligencia permitieron la identificación de algunas de estas personas, que en sus perfiles de Facebook presumían sus destrozos en diversas movilizaciones sociales, como la realizada el sábado en favor del aborto.

Sin embargo, éstas mujeres empezaron a cerrar sus cuentas, además de que emigraron sus conversaciones y grupos a WhatsApp, donde en chats nombrados como “Anarcas Violadoras” y “Muerte al Pito”, establecen sus logísticas para violentar manifestaciones pacíficas, así como determinar sus rutas de escape y puntos donde se reunirán después para festejar si sus planes salen como lo planearon.

Dentro de los mismos grupos, otros hombres fungen como “halcones” para brindar vigilancia y protección a sus compañeras.

Como parte de las indagatorias, las autoridades ya tienen ubicado por las cámaras de seguridad a uno de estos sujetos, a quien se le ha visto dando órdenes, así como cargando sifones con combustible que después se ve rociando antes de provocar incendios en establecimientos o en objetos que dejan en la calle.

Este sujeto y los colectivos radicales han sido ubicados en las marchas de Ayotzinapa, en la proaborto del sábado pasado, y la encabeza por grupos feministas el 16 de agosto, cuando fue herido un reportero de ADN-40. Un integrante de estos grupos autodenominaros anarquistas adelantó a este diario que se harán presentes en la marcha de hoy.

Una mujer con una máscara rocía de gasolina una puerta en el Centro Histórico el 28 de septiembre. Foto: Eduardo Cabrera Cruz, La Razón

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) estimó en 130 millones de pesos los daños registrados en los negocios y monumentos durante las manifestaciones de la última semana.

Por ello, más de nueve mil comercios prevén el cierre total y parcial de sus actividades este miércoles para evitar ser víctimas de actos vandálicos. Al respecto, la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope-Servytur) estima una pérdida económica de 46 millones de pesos sólo por “ventas no realizadas”.

“Estos grupos radicales irrumpen con el propósito de desacreditar a los gobiernos en turno; actúan violentamente para que los repriman, con el fin de acusar al gobierno de opresor”

Hugo Sánchez Gudiño

Académico de la UNAM

Ante esta posibilidad el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) capitalina, Jesús Orta, aseguró que desplegarán un dispositivo de seguridad que acompañará a los manifestantes y en caso de que haya actos violentos se detendrá a los agresores.

Te puede interesar: Muere León Portilla, el maestro que nos enseñó a ser mexicanos

Buscan desacreditar al gobierno. Los colectivos radicales que han captado los reflectores en las últimas movilizaciones son grupos de izquierda radical que actúan violentamente para desacreditar al gobierno, aseguró el especialista en grupos de choque de la UNAM y doctor en Ciencia Política Hugo Sánchez Gudiño.

“Generalmente cuando hay gobiernos de izquierda, estos grupos de izquierda radical irrumpen con el propósito de desacreditar a los gobiernos en turno, en este caso es un grupo de izquierda en la ciudad, y a veces actúan violentamente para que los repriman, con el fin de acusar al gobierno de opresor; es como una trampa, pero hasta el momento no lo ha logrado”, señaló en entrevista con La Razón.

En la bases de algunos monumentos se aprecian plásticos para evitar pintas. Foto: Eduardo Cabrera Cruz, La Razón

Estos grupos son una nueva ola que está desplazando a los anteriores y que proceden de corrientes de opinión y estudiantiles de universidades como la UNAM, “que son de los movimientos marxistas, de tendencia trotskista, de izquierda socialista, que actualmente se denominan anarquistas”.

El catedrático aseguró que este tipo de grupos han sido financiados en algún momento de la historia por el PRI y, más recientemente, por el PRD. Previó que estas marchas violentas continúen hasta que el gobierno entable un diálogo y una negociación con los colectivos radicales.