Organizaciones vecinales se resisten a que sea descartada

Va Ley de Arrendamiento por segunda oportunidad

Buscan que el proyecto —que pretende anular desalojos durante la pandemia de Covid-19, pese a adeudos de alquiler— regrese en septiembre; PAN insiste en que la redacción debe comenzar desde cero

FOTODATO
La propuesta plantea prohibir desalojos si no hay un contrato de arrendamiento, aunque el inquilino no haya pagado rentas.Foto: Cuartoscuro
Por:

Aunque recientemente se dio a conocer que la iniciativa para reformar el Código Civil de la CDMX en materia de arrendamiento no está lista para discutirse en comisiones, Sergio González, ciudadano que promovió el proyecto a través de diputadas de Morena, aseguró que la propuesta sigue vigente, ya que no ha sido retirada y destacó que es apenas la punta del iceberg para ahondar en el debate del tema.

Pero esta resistencia a marcharse de una ley polémica que, entre otros aspectos, pretende que los inquilinos estén exentos del desalojo aun cuando tengan varios retrasos en el pago de su renta, se enfrenta a que ya ninguno de los frentes políticos la respalda. En primer lugar, diputados de Acción Nacional, quienes solicitarán de manera formal que la iniciativa sea retirada por completo, para comenzar la discusión desde cero y evitar que se retome en futuras propuestas, debido a que, dicen, tiene varios errores.

Remoción forzosa por añoGráfico: La Razón

La iniciativa, presentada por las diputadas de Morena Martha Ávila y Valentina Batres, tampoco encontró tanto impulso en el GCDMX. La propia Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, celebró que se suspendiera el proceso de dictaminación, al faltar un mayor análisis.

Pero Sergio González, líder de las organizaciones Plataforma Vecinal y Observatorio de la Colonia Juárez, insistió en que esta ley no sólo sigue viva sino que desencadenará todo un debate que derivará en una acción colectiva más amplia.

El TIP: El Centro de la ciudad es cada vez más caro e inalcanzable para comprar o rentar, debido a la gentrificación, proceso por el que la población de una zona cambia por otra de mayores ingresos.

Quienes participaron en la elaboración de esta propuesta, dijo, están muy satisfechos de que haya discusión, con lo que espera que arranque un proceso de construcción de política pública a través de diversos foros.

“No coincido en que se haya ido a la congeladora, nosotros estamos profundamente satisfechos de que se haya abierto un debate, porque lo que buscaba la iniciativa es la construcción de un gran pacto social, sobre todo en esta situación tan compleja por la que estamos atravesando en materia económica por el Covid-19”, declaró en una entrevista para La Razón.

El dirigente vecinal acusó la manipulación y tergiversación de la iniciativa de ley en el Congreso de la Ciudad de México, ya que “bajo ninguna circunstancia se pretendía atentar contra la propiedad privada”, sino que buscaba formalizar las relaciones entre arrendador y arrendatario.

Además, consideró que, en el contexto de la pandemia, analizar el tema es urgente, para prevenir cualquier tipo de incertidumbre por la contingencia sanitaria, pues, de acuerdo con una encuesta que realizó el Observatorio Vecinal que dirige, de 2 mil personas que rentan una propiedad en la CDMX, 256 resultaron afectadas por desalojos en plena emergencia. Además, se detectó que 63 por ciento de las quienes alquilan su vivienda enfrenta dificultades para pagar.

Polémica leyGráfico: La Razón

También apuntó que la diferencia de opiniones alrededor de la propuesta permitirá generar un proyecto “interesantísimo” que siente un precedente en la CDMX con la aportación de las ONG, los ciudadanos y el sector empresarial.

De ahí que lamentó que los legisladores optaran por posponer la discusión y no incluir la iniciativa en el periodo extraordinario actual, por lo que, dijo, es muy probable que el tema regrese en el próximo periodo ordinario, que se llevará a cabo en septiembre de este año.

Otro punto en los reclamos del Observatorio Vecinal es que la también llamada ley inquilinaria fue enviada a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso local, cuando originalmente se propuso como codictaminadora a la Comisión de Derechos Humanos, presidida por el diputado Temístocles Villanueva, a quien González reprochó su rechazo al proyecto, al considerar que los cambios al Código Civil de la CDMX que plantea no tienen relación con los derechos humanos.

Y es que, dada la cantidad de pendientes que tiene la Comisión de Procuración y Administración de Justicia, estas reformas podrían no ser de urgencia.

Sobre el tema, el diputado local panista Diego Garrido informó que solicitará a Morena retirar la iniciativa, pues lo ocurrido recientemente sólo pospone la discusión, y “una reforma inconstitucional no se volverá constitucional sólo con discusiones y foros”.

La solicitud la hará justamente ante la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, de la que él es secretario.