Mancera y campesinos se alían para impulsar el agro

Mancera y campesinos se alían para impulsar el agro
Por:

Para superar las barreras que limitan el crecimiento del campo mexicano en todos sus rubros requiere de una nueva alianza entre los trabajadores y la esfera gubernamental para marcar una agenda de trabajo acorde a las exigencias actuales, planteó ayer ante miles de personas el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel

Mancera Espinosa.

Al participar como invitado del Encuentro con el Frente Auténtico del Campo, el mandatario capitalino resaltó que la libertad de pensar diferente debe ser respetada por todos, como lo hiciera Emiliano Zapata, de quien se conmemoraron 137 años de su natalicio.

Agregó que debe emprenderse un nuevo capítulo en la relación del Estado con quienes trabajan en los sectores agrarios de todo el país, pues la fuerza antes reconocida de este sector ha ido perdiendo terreno hasta el punto de que México ha devenido en un país importador

de alimentos.

“Proponemos hacer una nueva alianza de trabajo, de desarrollo con los que menos tienen; desde aquí, desde el Zócalo, podemos construir una nueva agenda que se puede impulsar.

“Tenemos un compromiso, una alianza con las organizaciones del campo, hay que planear y hay que reparar en una nueva agenda en el sentido de un pacto social que se traduce obviamente en documentos fundamentales, documentos fundamentales del campo, y nosotros creemos que se tiene que trabajar desde ahí”, expuso al tiempo de referir que hay una propuesta de su gobierno al respecto.

Esta obligación, remarcó, viene no sólo de una relación desgastada entre el Estado mexicano y las asociaciones campesinas durante los últimos años, sino incluso de las recomendaciones que emite la misma Organización de las Naciones

Unidas (ONU).

“Hoy México está sin poder alcanzar una autosuficiencia con su propia producción; la ONU recomienda que solamente se importe entre el 20-25 por ciento de alimentos y todos lo demás sea producción nacional y nosotros estamos importando más del 40 por ciento del producto alimentario”, señaló.

Por ello resaltó que sólo con el diálogo, ya no con la confrontación entre las partes, puede darse un nuevo capítulo

de cooperación.

Muestra de ello, comentó, es que en la Ciudad de México ha tenido acercamiento con los pobladores de las zonas rurales y productoras de la periferia para brindarles los programas sociales , como Médico en Tu Casa, y los apoyos necesarios mediante la Secretaría de Desarrollo Rural (Sederec).

“Desde la Ciudad de México hablamos con los hechos, dándole vivienda a los campesinos, llevando médicos hasta sus lugares, llevando salud a las áreas del campo de la ciudad.

“También llevando salud a las madres solas jefas de familia, reconociendo a los jóvenes del campo con tareas específicas. No vamos a dejar

de trabajar así”, sentenció.

Señaló que estas exigencias multitudinarias constituyen “un regaño para los políticos” a fin de que vuelvan la mirada a quienes fungen como motor de la economía nacional.

Entre los participantes destacaron cerca de 30 mil campesinos de diversas asociaciones, como la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas, la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas, la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos y el Movimiento Social por la Tierra.