Perfilan 5 años de cárcel por terapias de conversión

Tras hackeo, reactivan página del Congreso CDMX
Por:
  • karla mora

El Congreso de la Ciudad de México analiza castigar con cárcel de dos a cinco años al que con violencia física moral, psicoemocional o aprovechándose de la ignorancia, prejuicios o complejos, someta a una persona a terapias para reconvertir sus preferencias sexuales.

Aunque se preveía que el dictamen se discutiera hoy en el pleno, en reunión de Comisiones Unidas de Procuración y Administración de Justicia e Igualdad de Género, los diputados realizaron ayer múltiples observaciones al documento.

Te puede interesar: COVID-19 en México: casos por entidad y cronología del coronavirus

Originalmente, la propuesta planteaba agregar un Artículo 181 Sextus y un 182 al Código Penal local para sancionar a quien imparta tratamientos, terapias o servicios que “pretendan afectar, obstaculizar, restringir, impedir, menoscabar, anular o modificar la orientación sexual, identidad o expresión de género”.

Sin embargo, algunos diputados consideraron que, antes de castigar estas conductas, debe incluirse en una ley su prohibición. Además, consideraron que debe haber agravantes en las penas cuando los afectados sean menores de edad.

Los panistas Diego Garrido y  América Rangel manifestaron su desaprobación al proyecto, pues consideraron que se busca imponer agendas de grupos, además de que consideran que violaría derechos de quienes sí quisiera tomar alguna terapia.

Nashielli Ramírez, titular de la Comisión de Derechos Humanos de la CDMX, dio su visto bueno a la propuesta, aunque agregó que debe agregarse que las terapias de conversión violan el Derecho a la Salud, es decir, que no pertenece sólo a la protección de la comunidad LGBTTTIQ.