PGJ identifica al que planeó robó en Sam’s

PGJ identifica al que planeó robó en Sam’s
Por:

Un excustodio de la empresa de Traslados Tecnoval, quien dejó de laborar con ellos hace cuatro meses, fue el hombre que planeó y encabezó el robo en el que un trio de hombres se disfrazó como guardias de valores para engañar al personal de Sam’s Club, de San Jerónimo, en la Álvaro Obregón, y hacerse de tres de millones de pesos.

La Razón obtuvo la copia de la credencial que el hombre utilizó la noche del domingo cuando llegó al centro comercial y engañó a los trabajadores del lugar para quitarles el efectivo que se había reunido durante el fin de semana.

De acuerdo con el documento y la indagatoria de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), el hombre fue identificado como Eduardo Murillo Marín, quien apenas en abril pasado dejó de laborar para Tecnoval.

Agentes de la dependencia capitalina ya lo rastrean en diferentes domicilios de la ciudad y el Estado de México.

Las autoridades ahora saben que la noche del domingo, este sujeto llegó al estacionamiento del centro comercial a bordo de un vehículo Volkswagen tipo Jetta color blanco de modelo reciente. Iba con dos cómplices.

Los tres llevaban uniformes y ropa similar a las que usan los custodios de la empresa Tecnoval.

Llegaron al área en la que se resguarda el dinero de la tienda y se identificaron con la encargada administrativa María de Lourdes López Vázquez.

Al ver sus identificaciones, la mujer les permitió el acceso a la bóveda. Ahí, Eduardo Murillo Marín utilizó sus claves de acceso y logró ingresar al área en donde estaba el dinero. Junto con sus dos compañeros reunió casi tres millones de pesos y salió del lugar.

El hombre dejó copia de su identificación, tal y como lo marcan los protocolos de seguridad, y además firmó una serie de recibos para dejar constancia del dinero que había recogido.

En unos minutos, los falsos custodios salieron del lugar con las bolsas con dinero. Subieron a su Jetta blanco y se fueron de ahí.

Una hora más tarde llegaron a la tienda los verdaderos custodios de la empresa Tecnoval.

Se identificaron y pidieron recoger el dinero de la venta del fin de semana. Fue entonces que los empleados de la tienda descubrieron el engaño en el

que cayeron.

El gerente Alejandro Arana Hernández, llamó a los guardias de seguridad de la tienda y pidió ayuda a los directivos de Tecnoval; sin embargo, para ese momento ya no había nada qué hacer.

Los ladrones ya habían escapado de ahí con el efectivo.