Universidades pagan por seguridad privada

Giants gastan 204 mdd en primer día de Agencia Libre
Por:
  • larazon

Por Sandra Nieves

sandra.nieves.razon@gmail.com

Ante los altos niveles de violencia que hay en el país, las instituciones de educación superior han optado por incrementar sus medidas de protección mediante la contratación de empresas privada.

Es principalmente en el norte del país donde se han incrementando las medidas de seguridad que van desde la construcción de bardas e implementación de protocolos de revisión, así como el reforzamiento de los mecanismos para accesar a los campus, informó Rodolfo Tuirán, subsecretario de Educación Superior de la SEP.

“Básicamente lo que plantearon (los rectores) fue una preocupación por los niveles de inseguridad alrededor de los campus y el temor de que eventualmente esa violencia, esa inseguridad, penetre a los campus universitarios”, afirmó.

Entrevistado en el cierre del Segundo Encuentro Internacional de Rectores, Tuirán dijo que la principal preocupación de las instituciones de educación superior en el norte del país es preservar la seguridad de los estudiantes.

“Muchos rectores han tenido que invertir recursos en revisión de protocolos y mecanismos de seguridad, han contratado empresas de seguridad, han multiplicado las cámaras para revisar lo que ocurre en ellos; esas respuestas no son homogéneas, depende de la región, de lo que ocurre en inmediaciones de campus universitarios”, señaló.

Tuirán aseguró que el compromiso de la SEP es brindar los recursos necesarios para que las instituciones proporcionen seguridad. Finalmente señaló que con inseguridad o sin ella existe otro foco rojo: el nivel de deserción. Señaló que la cifra alcanza 35% de la matrícula al año.

Exigen frenar fuga de cerebros

El gobierno federal está obligado a incrementar la inversión destinada para el desarrollo de la ciencia y la investigación y así evitar la fuga de talentos y motivar el regreso de investigadores que han buscado oportunidades en otras partes del mundo, afirmó el rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez-Solana.

Durante el cierre del segundo Encuentro de Rectores se manifestó la necesidad de proveer educación a un mayor número de la población, ya que después de la crisis económica el mundo necesitará un reajuste en el que no bastará educar, sino también formar profesionales comprometidos con sus naciones.

Se pidió que los gobiernos difundan la creciente necesidad de disponer de una Iberoamérica articulada en torno al conocimiento.