A Ana Lilia Herrera le gustan las campañas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • bibiana_belsasso

Ana Lilia Herrera Anzaldo ha demostrado que sabe cómo ganar campañas, la todavía secretaria de Educación mexiquense, marcha invicta en las tres contiendas electorales en las que ha participado.

Primero, después de varios años en que el PAN había ganado la diputación estatal por el distrito electoral de Metepec, Ana Lilia contendió y venció; años después, se postuló como candidata a la Presidencia Municipal de Metepec y la ganó, a pesar de que Acción Nacional sumaba tres triunfos consecutivos en el municipio.

Posteriormente ganó un escaño en el Senado de la República por mayoría y con ello llevó al PRI mexiquense otra vez a una victoria en la entidad, luego de 12 años en que el PAN y el PRD lo habían superado.

¿Cuál ha sido tu estrategia en las campañas?, le plantee a Ana Lilia en una entrevista que hicimos la semana pasada.

“Mucho trabajo y dedicación. Soy una mujer que conoce perfectamente el estado, que ha trabajado muchos años, en diferentes momentos, en el Poder Legislativo local, en el federal, siempre para mi estado y yo creo que hoy la gran aspiración de la gente es que haya políticos aterrizados”, me respondió.

Algo que percibí de la plática con Ana Lilia es que más allá de buscar la candidatura del PRI con un fin meramente pragmático, la precandidata tiene una intención ética e idealista. Ella dice que quiere trabajar por la gente, pero que también quiere demostrar que puede ser la primera gobernadora del Estado de México, no por un tema de género, sino de capacidad.

“Lo planteo desde la perspectiva de ser mujer, porque creo que hoy todavía tenemos que romper varios techos de cristal, no solamente las mujeres; las mujeres hace mucho rato tenemos claro que podemos, pero, ahora, por ejemplo, el comentario es ‘pues es que no ganó Hillary’, y Hillary Clinton finalmente tuvo más votos que Donald Trump”, dijo enfáticamente Ana Lilia.

La fórmula que ve Ana Lilia tiene tres conceptos básicos: solidaridad, respeto y dignidad.

“Las mujeres debemos tender a ser solidarias, que creo que cada vez lo somos más. Tengo muchas amigas en política que son muy respetables, que son muy trabajadoras, que dan resultados y que son muy solidarias. El otro tema es respetar jerarquías, los hombres lo hacen, nosotras, yo creo que también ya jerarquizamos entre mujeres.

“Y el otro es no nos victimicemos, a mí me ha tocado ganar mis elecciones con piso parejo y sin piso parejo, el tema es cómo preparas tu estrategia”, afirma.

Ana Lilia, comunicóloga de profesión, egresada de la Facultad de Ciencias Polóticas y Sociales de la UNAM, me relató que pese a toda la carga de trabajo que tiene a diario, procura cumplir con sus deberes como mamá y pareja.

“Las mujeres tenemos esa enorme capacidad de estar organizadas, de saber que tenemos en nuestra familia una prioridad fundamental, yo me levanto más temprano de lo que debería o podría todos los días, porque me interesa estar en la mañana con mis hijos, ser yo quien los envíe a la escuela, ser yo la que verifica que desayunen. Llego en la noche a revisar tareas, a veces llego y los encuentro despiertos y les leo un cuento”, me dijo.

Ana Lilia Herrera viene de una familia de la clase trabajadora, que vivió sus primeros años en Ecatepec; asegura que una de sus prioridades será eliminar entre la población mexiquense las enormes desigualdades.

“El signo de estos tiempos en México y en gran parte del mundo es la desigualdad, ocupamos lugares que son vergonzosos y que no podemos tolerar más. Necesitamos avanzar todavía mucho y por eso creo que necesitamos hacer digno lo público, porque esta noción de lo público se nos ha ido perdiendo.Que si tienes un parque, sea el mejor, que si tienes una escuela pública, sea de la mejor calidad”.

Muchos criticaron que Ana Lilia dejara el Senado para volver a una Secretaría local y se lo pregunté:

“Mucha gente me dice, oiga, ‘¿cuándo me recibe?’, y respondo que en alguna gira con mucho gusto, porque sólo estando en la realidad puedes transformarla, porque ahí mismo encuentras soluciones, porque ahí mismo puedes encontrar sinergias, con los alcaldes o con alguna gente de la localidad”.

Sólo hay un tema que quiebra a Ana Lilia y es cuando platica la historia de cómo su hermanita de 8 años murió de cáncer, cuando ambas eran niñas. Y eso demuestra que en un mundo tan duro como es la política, ella se da la oportunidad de expresar sus emociones.

La contienda para elegir al candidato o candidata al Estado de México está muy competida, pero sin duda Ana Lilia está en la jugada.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter:@bibianabelsasso