Ahora Morena tiene una chamba

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • ruben_cortes

No fue buena noticia para Morena. A 19 días de las elecciones de la Asamblea Constituyente y de gobernador en 12 estados, el Presidente propuso reformar el artículo 4 de la Constitución y reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país.

Porque es tema tabú en el partido de AMLO, quien no es dado a aceptar el aborto, ni el matrimonio igualitario como un derecho. Incluso, como Jefe de Gobierno (2000-05), utilizó el poder público para imponer sus dogmas y creencias religiosas, al impedir que la ALDF se pronunciara sobre eso.

“Legalizar el aborto y los matrimonios gay, con todo respeto y autenticidad, lo considero como algo no tan importante; lo importante en México es que se acabe con la corrupción, nada ha dañado más a México que la deshonestidad”, dijo a W Radio.

Sin embargo, aborto y matrimonio gay son banderas naturales de la izquierda. Morena se asume como nuestro verdadero partido de izquierda, pero, de manera incongruente, insiste en no tocarlas a la hora de referirse a la ampliación del régimen de derechos y libertades.

Pero ayer el Presidente tomó esa bandera con una fuerza difícil de superar por el alcance de su decisión: pidió incorporar a la Constitución el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de reconocer como un derecho el matrimonio igualitario en todo México.

Además de una reforma al Código Civil Federal para que la medida beneficie a todos los mayores de 18 años, se puedan expedir nuevas actas de nacimiento para reconocer la identidad de género y en las solicitudes de pasaportes se reconozcan las actas de nacimiento con cambio sexogenérico.

Sin dudas, la decisión del Presidente permeará en las dos semanas de campaña electoral que restan, ya que es en favor de los derechos de la comunidad lésbico, gay, bisexual, travesti, transexual, transgénero e intersexual, que es de las más activas en el debate político.

Y si algo ha impedido que esta comunidad (básicamente de izquierda) abrace sin reservas al obradorismo, es el distanciamiento de AMLO a sus banderas de lucha social por acabar con la discriminación histórica de la que ha sido objeto.

Pero AMLO está más en sintonía con la posición de la Iglesia sobre las bodas gay, la adopción por matrimonios del mismo sexo y el aborto legal. De hecho, el Arzobispado ha hecho saber que “Obrador es muy conservador y está bien que defienda los valores de la familia para una sociedad sana y correcta”.

Sin embargo, las iniciativas de ayer del Presidente pegan en la zona de confort en la que hasta ahora ha tratado de flotar Morena. Así que, en darles la vuelta, el partido de AMLO…

Tiene una chamba.

ruben.cortes@3.80.3.65

Twitter: @ruben_cortes