Miércoles 8.07.2020 - 17:37

AMLO le echa bronca al Bronco

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Raymundo Sánchez

Tan predecible como es, AMLO no soportó ver al independiente gobernador electo de Nuevo León, Jaime Rodríguez El Bronco, reunido el pasado 31 de julio con el Presidente Enrique Peña y acordando trabajar junto a la federación en aras de sanear las finanzas estatales y, sobre todo, amortiguar la deuda de 66 mil millones de pesos, que hay en las arcas del erario público neoleonés.

Se diluyó en un tris su “respeto” a los “independientes” que había manifestado el pasado 14 de mayo, cuando le preguntaron su opinión sobre El Bronco: “No soy Calderón que vino aquí a decir que era un peligro el candidato independiente, cuando el peligro es él”. Bastó con que el gobernador electo fuera recibido en Los Pinos, para que AMLO se tirara en su contra: ahora lo acusa de “ser más de lo mismo” y de no ser un político ético.

El pretexto para tundir al Bronco fue que usó un avión de un empresario para hacer un viaje a Colombia, lo cual puede ser tan cuestionable como el que se oculte quién le dio a AMLO 21 millones de pesos en 2013, para recorrer todo el país promoviéndose ya como candidato presidencial al 2018. No es el avión lo que molestó a AMLO, sino que acordara con el Presidente trabajar para que le vaya bien a Nuevo León.

Lo de él, es que le vaya mal al país, para presentarse como mesías, aunque como El Bronco, conserve en su sangre la hiperactividad del gen del viejo PRI.

 

Ya hizo su terna de presidenciables el ex presidente Vicente Fox. Entre sus gallos puso a los gobernadores de Guanajuato, Miguel Márquez; del Estado de México, Eruviel Ávila; y al Jefe de Gobierno del DF, Miguel Mancera, a quien, por cierto, deseó que “ni se acerque al demagogo, ni a la demagogia, ni al eterno”, en referencia a AMLO… ¿a quién más?

En 2012, hay que recordar, el mismo Fox apostó por el actual Presidente Enrique Peña y ahora se inclina ligeramente hacia el titular del GDF. “De repente (Mancera) nos da la buena sorpresa de ir independiente”, deslizó el habitante del rancho San Cristóbal, ayer en una conferencia de prensa.

Y por lo que se ve, Mancera, públicamente confeso de que quiere la silla de Palacio Nacional, no se piensa afiliar al PRD u otro partido.

 

El fin a la “sana” distancia entre el Presidente Enrique Peña y su partido político, el PRI, que anunció el virtual nuevo dirigente nacional priista, Manlio Fabio Beltrones, ratifica que la política de simulaciones y doble cara no lleva más que al fracaso gubernamental. El caso más reciente es el del panista Felipe Calderón, quien metió hasta los hombros las manos al partido, sin reconocerlo abiertamente.

Resultado: perdieron el país, él y su partido.

raymundo.sanchez@3.80.3.65

Twitter: @r_sanchezp