Armas en las escuelas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • bibiana_belsasso

Uno de los factores clave en las elecciones de Estados Unidos es el de las armas. Mientras el lobbing armamentista apoya a Donald Trump la cantidad de víctimas crece: el año pasado más de 30 mil personas perecieron en la Unión Americana por disparo de arma de fuego.

Según los registros del Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) desde el tiroteo en la escuela de Columbine el número de asesinatos e intentos de homicidio en masa en los centros educativos es de 50 y suman 144 muertos.

Por si estas cifras no lo sorprendieron lo suficiente, en 2015 hubo un tiroteo en promedio por semana en algún plantel escolar del vecino país del norte.

El sitio Gun Violence Archive ha contabilizado en lo que va de este año 20 mil 522 incidentes con armas de fuego en Estados Unidos, incluidos 113 tiroteos masivos; mil 340 menores de 18 años heridos o muertos por armas de fuego.

Conforme a la misma organización, 2015 cerró con un saldo de 53 mil 244 incidentes con armas de fuego y tres mil 286 menores de edad fallecidos o heridos.

The Washington Post publicó en abril pasado que, en cuatro meses del año, 70 menores de edad se han disparado a sí mismos o a otra persona involuntariamente.

La Asociación Nacional del Rifle es poderosísima. Tiene muchos recursos y nadie que haya estado en contra de ella e intentado que las ventas de armas en Estados Unidos sean reguladas con más cautela lo ha logrado. Ni el propio presidente Barack Obama.

Donald Trump y sus hijos mayores son miembros de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y ahora ésta apoya al aspirante republicano a la Casa Blanca.

La nueva estrategia de campaña de Trump es criticar la postura de Hillary Clinton, quien quiere que se tenga mayor control en la venta de armas.

De acuerdo con el republicano, Clinton es “la candidata más antiarmas y más antisegunda enmienda que se ha presentado a las elecciones”. “Quiere quitarles las armas”, dice.

“No estamos hablando de cambiarla. Quiere abolir la Segunda Enmienda. Así que no vamos a permitir que eso pase. Vamos a preservarla”, manifestó el multimillonario al participar en Louisville (Kentucky) en un foro organizado por la NRA.

En su intervención Trump aseguró que Clinton pone en riesgo a los más vulnerables e incluso consideró injusto y atroz tomar medidas contra la portación de armas y prometió acabar con las zonas libres de armas, espacios en los que está prohibido portarlas; por ejemplo, en colegios y centros militares.

¡Imagínese usted la locura de que sea legal que cualquier adolescente pueda llevar armas a las escuelas!

Ya sabemos que en Estados Unidos cualquiera puede comprar armas con requisitos muy laxos y que la gran mayoría de ellas es la que nutre al crimen organizado en México. Si de por sí eso, más los miles de muertos por armas de fuego en ambos lados de la frontera, es una tragedia, ahora ¡imagine que sea legal que las armas puedan entrar a los centros de estudios!

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso