Domingo 29.11.2020 - 19:37

CDMX, como en el 85

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

A 32 años del terremoto de 1985 y a poco más de dos horas del macrosimulacro con el que se recordó esa tragedia, la Ciudad de México volvió a ser sacudida por un sismo que colapsó decenas de edificios y provocó la muerte de varias personas, mientras otras más quedaron atrapadas. Decenas de personas  a quienes anoche se trataba de rescatar con vida, al tiempo que la capital de la república se declaraba en emergencia.

Al cierre de esta columna se reportaban 122 muertes: 54 en Morelos, en donde fue el epicentro; 30 en la CDMX; 27 en Puebla y nueve en el Estado de México y el ex-DF volvió a vivir un caos que convirtió las calles y avenidas en romerías por la interrupción de los servicios de transporte público.

DE ESTO Y DE AQUELLO

Igual que aquel 19 de septiembre de 1985, el panorama de la Ciudad de México era ayer desolador por todos los rumbos; lo mismo en el Centro Histórico, en el que viejos edificios sufrieron graves daños y  que amenazan con venirse abajo, que en las colonias Roma, Condesa, Del Valle, Narvarte y varias más en el sur.

El Presidente Enrique Peña Nieto, que viajaba nuevamente a Oaxaca, tuvo que regresar y su avión se vio obligado a aterrizar en la base militar de Santa Lucía para de ahí trasladarse en helicóptero al Campo Marte y llegar a Los Pinos, en donde de inmediato sostuvo una reunión con los miembros de su gabinete para asumir las medidas de emergencia ante esta nueva tragedia.

Varios de ellos, que andaban también en aquel estado o en Chiapas, en recorridos por los municipios afectados por el sismo de la medianoche del pasado miércoles 7, también recibieron instrucciones de regresarse de inmediato.

Apenas de regreso de Nueva York, en donde participó en la reunión sobre cambio climático que organizó la ONU, el Jefe de Gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera, realizó recorridos por diversas delegaciones para percatarse de los efectos del sismo de 7.1 grados que en contraste con el de hace dos semanas, de 8.2, que solamente fue oscilatorio, causó peores daños por haber sido también trepidatorio.

Después de la reunión de emergencia que encabezó en la residencia oficial y acompañado del Jefe del Gobierno capitalino, el Presidente realizó un recorrido por la capital para darse cuenta de la magnitud de los daños que provocaron un caos generalizado y disponer las medidas de emergencia con el apoyo de las Fuerzas Federales y demás servicios.

Como en 1985, la solidaridad y ayuda de cientos de personas en auxiliar a las víctimas, lo mismo en su atención médica que en la remoción de escombros, volvió a quedar de manifiesto.