Como película de cine gore

México fue noticia internacional, no por haber sido el invitado especial en la Feria Industrial de Hannover 2018; no por sus destinos turísticos que se preparan como nunca para recibir a miles de visitantes extranjeros en el verano. No. México fue portada en los principales diarios del mundo porque tres estudiantes de cine fueron asesinados.

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Esta semana México fue noticia internacional, no por haber sido el invitado especial en la Feria Industrial de Hannover 2018; no por sus destinos turísticos que se preparan como nunca para recibir a miles de visitantes extranjeros en el verano. No.

México fue portada en los principales diarios del mundo porque tres estudiantes de cine fueron asesinados y sus cuerpos disueltos en ácido.

¡Así! como película de cine gore, ése que se caracteriza por su hiperrealismo, la sangre, el tormento, el placer por la carne fresca y las escenas claustrofóbicas que incomodan al espectador todo el tiempo.

Incómodos, como nos sentimos en este país casi todos los que tenemos hijos de 20 años —la edad de Javier, Daniel y Marco— cuando salen de casa; por el miedo, el terror, a la posibilidad real de no volver a verlos.

“Este, que es un caso de terror, que obliga hoy a decirnos: padres de familia, gobierno y maestros verifiquemos en dónde están nuestros hijos, qué hacen, cuáles son sus amistades…”, declaró esta semana el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval.

Él mismo bien podría haber seguido su propio consejo hace mucho y preguntarse ¿dónde andaba su estado en términos de seguridad? ¿Cuáles son sus amistades?¿Dónde andan su fiscalía y los datos duros sobre desapariciones forzadas?

Datos que por cierto la propia Lizette Torres, encargada de investigaciones de la Fiscalía de Jalisco, reconoció esta semana, en una entrevista conmigo, que desconocía.
Mi pregunta fue simple y directa:
¿Cuál es la cifra de personas reportadas como desaparecidas que tiene la Fiscalía de Jalisco?
Su respuesta también fue simple y directa: “Mira, Mónica, esa cifra yo no se la puedo dar. Sería muy riesgoso dar una información que no tengo a la mano. Yo te la pudiera hacer llegar por los conductos idóneos”.

Me sigo preguntando ¿a qué se referirá con “conductos idóneos”? Mientras que la información prometida, hasta el momento en que redacto esta columna, sigo sin recibirla…

Pero hay otra de la Universidad de Guadalajara que asegura que desde que inició la administración del gobernador Aristóteles Sandoval en Jalisco (1 de marzo de 2013), una persona desaparece cada día.

Según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas de la Secretaría de Gobernación, hasta el 31 de enero de este año, el número de personas desaparecidas en Jalisco sumó 2 mil 65, lo que equivale al doble de lo registrado en el mandato anterior.

Miles de personas asistieron a la Marcha por la Paz para reclamar justicia en nombre de los desaparecidos, el 25 de abril, en Guadalajara.

Hoy hay 3 mil 88 personas denunciadas como desaparecidas en Jalisco y anotadas en el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), lo que coloca al estado en la deshonrosa tercera posición a nivel nacional.

Y peor aún, la información oficial reportada por las autoridades del estado no coincide con la de la Comisión Estatal de Derechos Humanos o con las investigaciones de la propia Universidad de Guadalajara.

Como la que ha estado a cargo del maestro Darwin Franco Migues (Universidad de Guadalajara, Premio Jalisco de Periodismo 2014 ), que arrojó que al 31 de diciembre del 2017 la Fiscalía General del Estado tenía información de cinco mil 238 personas desaparecidas en su registro interno.

Pese a que la ley señala que en materia de desaparición las autoridades federales y estatales deben estar coordinadas, al parecer la Fiscalía del Estado no proporcionó esta información a la Secretaría de Gobernación, por lo que la cifra no aparece en el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas.

Jesús Medina, presidente de la Federación de Estudiantes la Universidad de Guadalajara, me dijo que hay más de mil 500 carpetas de investigación abiertas que no han entrado a la cifra del padrón nacional de desaparecidos.

¿Cuál es la razón por la que dicha información no está siendo transparentada como es debido?

En marzo pasado la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco emitió un informe en el que señaló que en lo que va de la administración de Aristóteles Sandoval (cinco años con 28 días), 14 mil personas han sido reportadas como ilocalizables, la mayoría de ellas, jóvenes entre 19 y 25 años.

La sociedad civil y académica ha convocado a más marchas para exigir el esclarecimiento del asesinato de los tres jóvenes estudiantes y justicia.

Nuevamente nos volveremos a vestir de blanco y saldremos a las calles con velitas y mantas, a gritar nuevas arengas, ahora: “no somos tres, somos todos”.

Mientras que los mismos de siempre, desde los mismos balcones barrocos, mirarán de lejos sin expresión en el rostro…

Compartir