Cuatro jovenes promesas y un “Bofo”

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Alejandro Arbide

El sistema de Miguel Herrera no da pie a la especulación. Es bastante trasparente. Se trata de un 5–3–2 en el que hay muy pocas variantes. Así que la convocatoria de ayer se puede analizar bajo esta formación y así darnos pistas de lo que viene para México en el futuro Mundial.

Traer a Diego Reyes es sin lugar a dudas una buena noticia. Y es también una muestra clara de que de todas las posiciones, la defensa central es la más débil. El capitán Márquez no tiene respaldo pleno y equilibrado. Es verdad que Hector Moreno es un hombre sólido que estará en la zaga, pero falta uno más, porque el Maza Rodriguez ya no es lo que fue. Salcido nunca ha dado el ancho como central y ahora menos. Así que de seis centrales que necesita la escuadra mexicana —tres titulares y tres reservas—, sólo hay dos hombres fuertes. Esperemos que tanto Reyes como el otro joven del Atlas, Enrique Pérez, den su mejor esfuerzo y así alcance para cubrir el mayor déficit que tiene el Tricolor. Uno tiene posibilidades y el otro es sólo una promesa.

En cuanto a los dos carrileros que completan la línea de 5, las cosas son más claras. Paul Aguilar y Miguel Layún son dos ejemplos nítidos del sistema de juego que busca Miguel Herrera. Hombres que defienden por los costados y que saben agregarse al ataque con rapidez. Ahí aparece otro de los nuevos convocados, Rodolfo Pizarro, que en Pachuca se desempeñaba como medio ofensivo por derecha pero que ahora puede trabajar como carrilero. Este joven viene a mostrar otro foco rojo: la ausencia de un carrilero por derecha alterno. En cambio, por la izquierda estará “compitiendo” por el puesto Torres Nilo.

La media es la que menor duda genera. Va a ser integrada por jugadores del León. ¿Por qué? Pues porque son futbolistas extraordinarios que están jugando mucho y que lo hacen juntos. Hay pues juego de conjunto que mucha falta le hace a nuestra selección. Ahí estará Vázquez para recuperar balones y para subir a lanzar disparos de media distancia. Estará Luis Montes triangulando con Aguilar por el lado derecho y por el lado izquierdo estará Carlos Peña. En este espacio quizá entre el joven Alan Pulido. Un delantero con mucho talento para desequilibrar a la defensiva. Pulido como una especie de Sambueza. Quizá.

En frente Oribe Peralta y... no se entiende qué hace De Nigris. Sólo hay espacio para dos (en total cuatro) puntas. Ya sabemos que de Europa vendrán Giovani dos Santos, Javier Hernández y quizá Carlos Vela. Además en México está Raúl Jiménez. No hay lugar, pues, para otra punta. La pregunta obligada es ¿volveremos a ver a otro jugador del Guadalajara ocupando innecesariamente un puesto en la selección? ¿No se aprendió la lección del Bofo en Sudáfrica?

 +2. El método científico exige que si se quiere ensayar una hipótesis sólo se haga un cambio a la vez y se vea qué efecto tiene. Varios cambios sólo descomponen el experimento. Veremos la próxima semana si, como indica la lógica, sólo se hacen uno o, máximo, dos cambios. Al hacer muchos movimientos se acaba por no probar a ningún jugador.

Twitter: @arbide09