Dependencia petrolera

Tom Brady muestra  total apoyo a Manning
Por:

En julio pasado se alcanzó el valor de exportación de crudo más alta de los últimos nueve meses, un hecho que no alcanza ni a revertir el deterioro que las ventas internacionales del petróleo han experimentado a lo largo del año.

Cuando uno tiene la curiosidad de revisar el grado de dependencia que nuestra economía tiene respecto al sector petrolero, nos encontramos lo siguiente:

1. Las actividades petroleras tienen un reducido peso en el valor del Producto Interno Bruto. Considerando el valor agregado en los sectores de extracción del crudo y el gas natural, el procesamiento del petróleo y sus derivados, así como la producción de la petroquímica básica, su aportación es de 1.5%, de acuerdo con la información disponible en el Sistema de Cuentas Nacionales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Por supuesto, su valor estratégico es ser el principal insumo energético del mundo.

2. En el comercio exterior, las exportaciones de crudo es la principal fuente de divisas. Pero muy lejos están los tiempos en que significaban 80% del total, allá a principios de los años ochenta cuando se administraba la abundancia, ya que actualmente aportan 15% de los ingresos por exportación.

3. En las finanzas del gobierno, se calculó que los ingresos de origen petrolero cubrirían exactamente una tercera parte del Presupuesto de Egresos de la Federación. En los ingresos petroleros se consideran los propios de Petróleos Mexicanos, los derechos, aprovechamientos e impuesto a los rendimientos de Pemex, así como el Impuesto Especial a la Producción y Servicios (IEPS) a la gasolina y el diesel.

De esta manera, ni la actividad económica ni la actividad comercial del país en su conjunto es dependiente del sector petrolero. No así el caso del presupuesto público, que es vulnerable a los vaivenes en los precios internacionales del crudo y a la capacidad de exportación de Pemex.

En este contexto, las buenas noticias recientes para el gobierno son: 1) que en julio de este año la cotización de la mezcla mexicana de exportación fue 27 dólares superior a la que se tuvo en diciembre; y 2) que se alcanzó el millón 300 mil barriles diarios que se vendía a finales del año pasado.

Las malas: 1) que para el acumulado en los primeros siete meses el precio promedio por barril fue inferior en 50 dólares al situarse en 49.5; y 2) que el volumen se redujo 30%, equivalente a 195 mil barriles diarios.

De mantenerse esta situación, la pérdida de ingresos públicos para el próximo año será por 200 mil millones de pesos, que no lograría compensarse ni cobrando el IVA a medicinas y alimentos.

manuel.herrera@3.80.3.65

fdm