Dominicana tomo la delantera

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Gerardo García

En la competencia, los tiempos cuentan siempre. Aquel que no arranca la carrera al primer silbatazo, habrá de hacer un mayor esfuerzo para no perder. Quién no mira las señales, pues, se enceguece y termina por dañarse. Quien no actúa, pues simplemente pierde.

La competencia crece en el Caribe. Es verdad que en la actualidad, Cancún y la Riviera Maya son los destinos líderes en esta región, la más exitosa para el segmento de sol y playa para el principal mercado emisor de viajeros, que son los Estados Unidos de Norteamérica, pero también es cierto que no tendría que ser para siempre. La apertura de Cuba es un factor a considerar en el largo plazo; pero en la actualidad, el empeño de República Dominicana es un factor a considerar. Mientras en México el proceso para que comiencen a operar las aduanas de preinternación del gobierno de Estados Unidos en aeropuertos mexicanos está detenido por grillas empresariales, en la isla caribeña éste se aprobó en semanas y funciona ya, lo que es una herramienta para que se incrementen las frecuencias aéreas y crezca el número de visitantes internacionales.

Le conté en este espacio que el gobierno federal tiene la intención manifiesta de aprobarlo. Ya se reformó la Ley Federal de Armas y Explosivos –permiso para que agentes aduanales extranjeros puedan portar armas en el territorio mexicano-, que fue el primer paso para hacer posible este proyecto que potenciaría la llegada de turistas estadounidenses a destinos mexicanos. Sin embargo, hace unos meses, cuando el tema avanzaba, de manera sorpresiva del lado empresarial comenzaron a verterse opiniones negativas que hacían parecer que la iniciativa privada, que fue siempre la principal impulsora de este proyecto, ahora lo rechazaba.

Los que principalmente en esa reunión manifestaron sus dudas fueron los representantes de la Canaero, que preside Fernando Flores, y el director del Grupo Aeroportuario del Pacífico, Fernando Bosque. Hablaron de complicaciones logísticas, costos que supondría y las inversiones que tendrían que realizarse. Que si habría que construir más terminales en los aeropuertos –en efecto, las aduanas de preinternación operan en áreas estériles en las que los pasajeros que las utilizan no se mezclan con otros de vuelos distintos-, que si habría que incrementar el costo aeroportuario, que si no terminarían afectando el flujo cotidiano y la operación en los aeropuertos mexicanos. Lloriqueos, pues.

Cancún necesita de este programa para no menguar en su competitividad turística. Autoridades y empresarios en este destino lo quieren. En Quintana Roo las condiciones están puestas para que comience a funcionar; Aeropuertos del Sureste, que opera Cancún –el principal aeropuerto en el país en llegadas de visitantes internacionales- ha manifestado abiertamente y desde tiempo atrás estar listo en términos de logística e instalaciones para que opere la preinternación. Los empresarios y autoridades ahí han invertido en estudios que muestran los efectos positivos de esto y están dispuestos a invertir más para que suceda.

Dominicana ya lo hizo. Ganó la ventaja. Que el boom turístico que hoy se vive en México no haga equivocarse a la autoridad y a los empresarios. La competencia es voraz.

ggarcia@elperiodico.com.mx

Twitter: @gergarcia68