Domingo 20.09.2020 - 15:46

Dos ciclistas asesinados y las contradicciones de la fiscalía

“En un país desigual las mujeres somos el blanco de la violencia”
Por:

Dos ciclistas que habían recorrido gran parte del mundo en su bicicleta, fueron asesinados en Chiapas, mientras seguían su recorrido.

La fiscalía del estado intentó ocultar el homicidio dando como primera versión que ambos ciclistas, el polaco Krzysztof Chmielewski y el alemán Holger Franz Hagenbusch, habían sufrido un accidente automovilístico.

La realidad es que sus cuerpos fueron encontrados con signos de tortura.

Krzysztof Chmielewski nació en Polonia y tenía 37 años. Aseguraba que en tres años había recorrido 51 países montado en su bicicleta.

En lo que tal vez fue su última entrevista, ya en Chiapas declaró que quería “pasar todos los países, América Central y América del Sur y llegar al final, a Chile y Argentina, la Patagonia”.

Chmielewski ya había recorrido Canadá, Estados Unidos y tenía tres meses en México.

Por su parte, el alemán Holger Franz Hagenbusch de 43 años, recorrió 34 países en los últimos cuatro años; también tenía experiencia en el Tour de Francia.

Al llegar a nuestro país, el pasado 23 de enero, escribió en su bitácora publicada en Holgers Blog Kosmopolit ein Mann und sein Rad: “México en sí mismo parece una gran aventura”.

Y México sí fue una aventura y no precisamente una buena; aquí perdió la vida.

Ambos europeos no pedaleaban juntos, México sólo era una escala en su recorrido por el mundo, pero se cree que se conocieron en San Cristóbal de las Casas, lugar en donde decidieron viajar hacia Palenque; no sabían que sería su último trayecto. Su amor por el ciclismo los hizo coincidir en un país en donde encontraron la muerte.

Chmielewski y Hagenbusch fueron hallados en un barranco, en el municipio de Ocosingo, Chiapas; ambos cuerpos presentan evidencias de homicidio intencional.

En un primer momento, la Fiscalía de Chiapas informó que la muerte de los dos ciclistas podría ser producto de un accidente de tránsito, pues se dijo que un vehículo pesado pudo haberlos sacado del camino.

Una versión precipitada e inverosímil, para ocultar la violencia y el homicidio ocurrido en Chiapas. Pero además dieron esta versión, cuando la información ya apuntaba a que se trataba de un homicidio, producto de un asalto con violencia.

Finalmente y sólo después de que la versión del accidente fue cuestionada, el Fiscal Especializado en Delitos por Homicidios, Alberto Sánchez, declaró que los ciclistas pudieron haber sufrido un asalto cuando transitaban de San Cristóbal de las Casas a Ocosingo. Uno de los cuerpos presentaba un orificio de entrada en la región occipital izquierda y salida en la región occipital derecha: “Es un orificio que puede ser de disparo de arma de fuego”, declaró el Fiscal.

El cuerpo del ciclista polaco fue encontrado el 26 de abril en el punto conocido como La Ventana, en el kilómetro 158 de la carretera federal 186.

Mientras que el cuerpo del ciclista alemán fue localizado hasta el 4 de mayo, a unos 200 metros del lugar donde fue encontrado el cuerpo del polaco.

Esta historia, que poco ha salido a la luz pública en México y poco a poco se ha empezado a esclarecer el homicidio de los dos ciclistas extranjeros, cuyo pecado fue recorrer México en su bicicleta.

De acuerdo con las investigaciones que tardaron en hacerse públicas, se cree que iban a una distancia corta el uno del otro, quizás primero se asaltó a uno, se interceptó al que va adelante y enseguida llego el segundo y los agarran sometiendo a los dos.

Familiares del ciclista alemán Holger Franz Hagenbusch informaron que la última vez que Holger se comunicó con una persona fue el pasado 20 de abril, a las 17:30 horas, cuando realizó una llamada a su amiga portuguesa Inês Gonçalves, quien vive en Ciudad del Carmen; mismo día en el que Krzysztof Chmielewski publicó en su cuenta de Facebook, una foto que se tomó frente a la Catedral de San Cristóbal.

El hermano del ciclista alemán, Rainer Hagenbusch, llegó a México para darle seguimiento a la investigación de este asesinato, y confirmó que a su hermano lo asesinaron de un disparo y al ciclista polaco lo mutilaron; le cortaron un pie y lo decapitaron. Esta información la publicó en su cuenta privada de Facebook.

En estos últimos meses, la espiral de violencia ha crecido dramáticamente. Lo vemos en Guerrero, en Jalisco y en muchos otros estados. Es muy lamentable esta espiral de violencia y los homicidios e igual de lamentable es que se nos quiera ocultar la verdad, como sucedió en el caso de los dos ciclistas extranjeros, que fueron brutalmente asesinados, mientras pedaleaban rumbo a Palenque en Chiapas.

Recuerdan a europeos

Por medio de una rodada, ciclistas de diversos países homenajearon este viernes a sus colegas europeos Krzysztof Chmielewski y Holger Franz Hagenbusch, que fueron asesinados cuando se encontraban viajando por Chiapas.

El homenaje que se celebró en el sur del país fue llamado “La Rodada por el Derecho a Movernos con Seguridad por los Caminos de México y el Mundo”.

En San Cristóbal de las Casas encendieron velas en la plaza central, mientras que en la plancha del Zócalo de la Ciudad de México ciclistas se reunieron para exigir justicia por el homicidio de los dos europeos.

Rainer Hagenbusch, hermano del ciclista alemán, agradeció las muestras de solidaridad de todo el mundo y el respaldo que ha tenido en México durante la búsqueda de su hermano.

“Lo que está pasando en esta tierra, en este bello país, no es México, éste es un grupo de chicos salvajes que siendo ciclistas fueron asesinados, ése es el hecho”, aseguró.

Hagenbusch y Chmielewski fueron hallados muertos en la carretera de San Cristóbal de Las Casas a Ocosingo, después de ser asesinados; el alemán de un balazo y el polaco de un golpe en la cabeza.

En un principio las autoridades afirmaban que los ciclistas murieron en un accidente automovilístico, pero posteriormente el fiscal Luis Alberto Sánchez confirmó que se trataba de un homicidio, se presume que se trató de un robo con violencia que salió mal.