Duplica puestos la ALDF

Suben hasta 1200% quejas de discriminación en delegaciones
Por:

Con tal de obtener la Comisión de Gobierno, la diputada Alejandra Barrales ofreció puestos a diestra y siniestra a sus compañeros, quienes sin ningún escrúpulo emplearon a amigos y familiares en la ALDF.

Enloquecidos por atiborrar sus bolsas de dinero, a los perredistas no les importa duplicar funciones y abultar la nómina con sueldos estratosféricos a gente sin ninguna preparación, a tal grado que hay más trabajadores de confianza que de base. Como ricos nuevos, las voraces tribus perredistas se repartieron el millonario botín, pero tomaron la precaución de cuidarse las manos entre ellos para que uno no le robara al otro… o la otra.

Los acuerdos permitieron que Barrales se quedara con Comunicación Social y la Oficialía Mayor, donde puso a René Carbajal Patiño… un verdadero patiño de la diputada, pues obedece y calla. A René Bejarano le tocó la Contraloría y se la dio a Pablo Trejo Pérez, un fiel vasallo; además le dieron la vocería del PRD, hueso que le aventó al intelectual Alejandro Sánchez, que ya no quiere ser llamado El Sombrita. Pero a Nueva Izquierda –o lo que queda de ella– no le fue mal y el diputado Julio César Moreno puso como tesorero a su amigo de la infancia, José Manuel Ballesteros, quien fue su sustituto en Venustiano Carranza.

Pero aquí el asunto cobró otras dimensiones, pues Ballesteros metió de aviador en la nómina de la Tesorería, con 52 mil pesos mensuales, a Amílcar Piña Medina, hermano del delegado en Carranza, Alejandro Piña.

O sea, toda la palomilla a la nómina, pues los capitalinos son generosos con sus impuestos.

Pero el tesorero fue más allá, pues en noviembre pagó a su secretaria particular, Yohana Ayala Villegas, 104 mil 294 pesos correspondientes a una quincena, según el folio 5945.

Tampoco se tentó el corazón para meter a Isabel Martínez Pérez como directora de Control de Pagos en lugar de Rosa María Esquivel Farfán, a quien tuvo que recontratar –por honorarios– para que hiciera la chamba, pues su sucesora no puede.

En igual situación está Hortensia Ramírez Cruz, quien entró por Yazmín Moctezuma, pero como tampoco le sabe, el tesorero duplicó las plazas para que Yazmín haga el trabajo y la otra lo firme… ¡y todas cobren!

Ésos son los repartos que Barrales hizo con su bancada para mantener la gobernabilidad del grupo. A ver con qué cara se atreve a dar conferencia para criticar el dispendio del gobierno federal, y prometer que utilizará los recursos en forma escrupulosa y austera. Ojalá el pobrecito Jesús Valencia, que nadie pela pero que ya anunció que desnudará la ordeña que los panistas hicieron en Sagarpa, se ahorre el viaje y vaya a Donceles, donde más que ordeña es saqueo de las arcas públicas.

¿Y a todo esto, dónde está el sindicato? ¿Qué no tenían planeado protestar por los salarios?

 CENTAVITOS… Por cierto, Adrián Pedrozo, suplente de Bejarano en 2004 y que cobra en la nómina de la ALDF, recibe también su chequecito mensual en la UNAM.

jadrian02@yahoo.es

agp