El candidato y los animales

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Salvador Camarena

Esto le va a gustar a Xavier González Zirión. Le vamos a dedicar la columna a su arranque de campaña por la delegación Miguel Hidalgo. Así que publicidad gratis —qué más puede pedir un candidato— para quien se ostenta como ciudadano pero que en realidad es un político saliendo del clóset.

El lunes comenzó formalmente la aventura política de quien irrumpiera en la escena pública hace un año y que se presentó ante la opinión pública como un capitalino preocupado por los problemas del Distrito Federal. Hay que reconocerle su creatividad. Bajo el lema “Alguien tenía que decirlo” montó una llamativa campaña y, cuando cayó el telón de esta, detrás estaba este empresario que forma parte de un clan afecto a los simipartidos (vigentes y fallidos).

Ahora, para llamar la atención, en su primer día de campaña González Zirión recurrió al pasado, a algo milenario, al circo. Montó en un elefante y en él llegó a un mitin. En una de las zonas más urbanas del país mandó un mensaje simple: Les cambio ideas, argumentos, compromisos y diálogo por un animal. Quiobo. ¿Será que alguien le dijo: “mira, si en 1976 José López Portillo hizo campaña en un elefante, tú por qué no”? Vaya reminiscencias que provoca el señor candidato del PRI-PVEM.

El abanderado también despertó otros recuerdos, polémicos por cierto. Leo en la nota de Jessica Castillejos, en Excélsior, que el ocurrente ex ciudadano dijo que utilizaba al paquidermo “como símbolo de que había llegado para ‘aplastar a las ratas’ que hay en la delegación”. ¿Recuerdan quién comparó en su campaña electoral a humanos con “ratas”? Exacto:

Arturo Montiel Rojas. Según la nota de Rafael Montes en El Universal sobre el caso del elefante, González Zirión fue específico sobre a qué “ratas” se refería: “las ratas amarillas y azules, se echan la pelotita entre ellos, que si le toca a la delegación, que si le toca al gobierno del DF, no importa, yo estoy aquí para cumplir”.

¿Para cumplir? Qué tal si comienza por cumplir con la ley que prohíbe el uso de animales en este tipo de actos. O qué tal si cumple con una de las reglas formales de la política. Hace meses González Zirión se escudó en su perfil ciudadano para omitir informar sobre el costo de espectaculares y anuncios con los cuales se hizo promoción. Ahora que ha entrado de lleno a la política esos argumentos ya no le sirven: ¿de cara a la ciudadanía ahora sí informará cuánto costó su estrategia de lanzamiento desplegada durante los meses anteriores y quiénes la financiaron?

Antes de concluir. El Partido Verde Ecologista de México pretendió deslindarse desde el lunes de la puntada elefantiástica de González Zirión.

Intento fallido: si compite bajo sus siglas son corresponsables ante la sociedad de cualquier acto de este candidato. Lo mismo aplica para el PRI de Enrique Peña Nieto.

González Zirión quiso llamar la atención en su arranque de campaña. Signo de que logró lo que pretendía es que hemos dedicado estas líneas a él y a su “estilo”. Las elecciones delegacionales de hace tres años tuvieron un títere llamado Juanito. En éstas tenemos a un candidato que necesita un animal para destacar.

salvador.camarena@razon.mx

Twitter:@salcamarena