El estudiante y el Presidente

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

La tesis con la que se recibió el Presidente Enrique Peña cuestiona al mandatario y a la Universidad Panamericana. ¿Cuáles son los criterios para que un estudiante se reciba? La UP es una institución seria que seguramente cuida todos sus procesos internos. El hecho de que se hayan creado mitos y leyendas en torno a la UP no quita su valor y reconocimiento. Sin embargo, en este caso algo pasó que se les fue de las manos.

¿Ante qué estamos? Es probable que se hayan relajado los criterios. Es claro que Peña Nieto no es el único responsable. Es una cadena de omisiones y falta de escrupulosidad académica que incluye al director de tesis, al jurado del examen de titulación y también le pasa cerca al propio director de la escuela de derecho de la UP.

¿Cuál puede ser la responsabilidad de la institución bajo este esquema y cuál la del estudiante? La respuesta tiene vertientes. Partamos de que el estudiante estuvo inmerso en un proceso universitario de aprendizaje que lo debió obligar al uso de una metodología de trabajo.

Cualquier documento estudiantil debe llevar elementos, bien podríamos decir requisitos, que le den un orden, lo fortalezcan y que permitan evaluar al estudiante. Una tesis es la suma de conocimientos que adquirió el estudiante a lo largo de cuatro años o cinco. Se evalúan la redacción, la bibliografía consultada, la pertinencia del tema seleccionado y la metodología de trabajo, entre otros renglones; es un todo.

Insistimos en que es una cadena la que lleva al alumno a hacer la tesis y es también una cadena la que le permite recibirse. El proceso debiera estar bajo la vigilancia y la supervisión de la institución a la que se pertenece.

¿Qué se dejó de hacer? Nos tememos que quizá no es el único caso. Se puede cuestionar con sobrada razón al estudiante Peña Nieto, pero el problema no pasa sólo por él, pasa también con claridad por la UP. En una de ésas este problema podríamos terminar por encontrarlo también en otras instituciones de educación superior. Se relajan los criterios y se entra en una disyuntiva seria de no saber qué hacer en el examen con los familiares, los amigos y la fiesta que conllevan estos actos. No se plantea en ese momento rehacer la tesis o de plano reprobar al estudiante por la sencilla razón de que la cadena, a la que nos hemos referido, es la que permitió al estudiante llegar al momento del examen. La cuestión a atender es el antes, no el durante el examen.

¿Nadie se dio cuenta de que se tomaban párrafos completos sin citar libros conocidos, de autores conocidos y reconocidos? ¿No se dieron cuenta de lo que podía provocar el hecho, sin importar cuál seria el futuro del estudiante?

¿Cuántos estudiantes podrían estar en una situación similar a la de Peña Nieto?

El caso adquiere una gran relevancia porque estamos hablando del estudiante que terminó siendo Presidente, y porque Peña Nieto vuelve a quedar expuesto en áreas que lo vienen persiguiendo desde antes de que iniciara su sexenio.

La opinión de la UP es fundamental en todo esto. Ayer el “asesor” de la tesis, Eduardo Guerrero Martínez, hoy magistrado del Poder Judicial de la Ciudad de México, negó que el Presidente haya plagiado. Asegura que, como “pasa en Santo Domingo o Copilco, donde se hacen tesis.. se pueden poner comillas (en las máquinas de escribir), pero se pasan uno, dos o tres párrafos y eventualmente se pudiera haber saltado la persona que transcribió esas comillas”.

Lo importante es lo que digan oficialmente la UP y el estudiante hoy presidente. Argumentar que detrás de la investigación del equipo de Carmen Aristegui hay una intención perversa es quitarle valor a un trabajo que merece atención y análisis por lo que implica.

El asunto está en la UP y en el estudiante hoy presidente.

 RESQUICIOS. Así me lo dijeron hace una semana:

Las federaciones deben ser analizadas, ahí está parte del problema. Alfredo Castillo, Conade.

La Conade se mete en áreas que no son las suyas.

Carlos Padilla, COI.

solorzano52mx@yahoo.com.mx

Twitter: @JavierSolorzano