El informe, ¿va en serio?

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Desde que en el Legislativo se le impidió al Ejecutivo presentar su informe de gobierno en San Lázaro, cada Presidente le ha hecho como ha podido. A lo que están obligados a hacer es entregarlo, lo cual se hace en una ceremonia en la que se vea que se cumple con la obligación; fotos, transmisiones en vivo, discursos y la parafernalia.

Vicente Fox fue el último Presidente que entró a San Lázaro para entregar su informe. No lo dejaron pasar al salón de plenos. El hoy furibundo antipanista entregó el documento en el lobby y no le quedó de otra que darse la vuelta y regresar a Los Pinos.

Ni el Legislativo ni el Ejecutivo han sido capaces de encontrar una fórmula efectiva de comunicación y diálogo. Los diputados y los senadores no quieren que el Presidente en turno asista a la Cámara. Lo toman como si se fuera a mancillar el recinto o algo parecido.

Queda claro por qué dejó de hacerse el “Día del Presidente”. El informe se fue convirtiendo en un acto sin sentido que terminaba con gritos, protestas y en la más absoluta incomunicación. Nadie ha hecho nada para que las cosas cambien en estos 15 años.

Se optó por un camino fácil. Por un lado el Presidente se cuida y evita exponerse y, por el otro, el Legislativo se queda en su zona de confort. Lo que sí hace el Presidente es presentar un informe “paralelo” ante sus cuates y ante diversos sectores del país. Al final de lo que se trata es de cumplir el requisito, no dejar pasar la fecha, tener todo bajo control y sin sobresaltos.

En Los Pinos han diseñado un nuevo mecanismo. En la tarde del 1 de septiembre se entregará, como obliga la ley, el informe en San Lázaro poco después de las cinco de la tarde. Por la noche Peña Nieto se va a reunir con un grupo de 300 jóvenes de todo el país, con quienes “conversará y responderá sus preguntas”. La dinámica del encuentro inicia con una presentación de 10 minutos del Presidente. En este tiempo suponemos hablará sobre el turbulento y poco productivo año.

Posteriormente vendrá la participación de los jóvenes, los cuales tendrán hasta un minuto para plantear sus comentarios o preguntas. Parece poco tiempo para ello, pero ya veremos en el desarrollo de la reunión qué tan productivo es este inédito método.

¿Qué tan efectivo y productivo puede ser el encuentro? Todo va a depender de lo que hagan y pregunten los jóvenes y de lo que el Presidente esté dispuesto a enfrentar. Si todo es una puesta en escena las consecuencias van a ir de nuevo de manera directa contra el Presidente, lo que a estas alturas va a evidenciarlo aún más.

Es una oportunidad porque lo inédito del ejercicio pudiera llamar la atención y eventualmente sea más seguido que en otras ocasiones. Los informes ante los cuates en medio del aplausómetro son cada vez menos vistos y terminan por convertirse en actos de proselitismo más que en actos políticos.

Si a los jóvenes se les ponen límites o si han sido seleccionados a modo nadie va a ganar, más bien va a perder el gobierno en particular y por supuesto el Presidente se llevará un nuevo revés. Si ya tomaron la decisión están obligados a hacerlo bien.

Es una oportunidad para que los jóvenes se manifiesten. No podemos imaginar una audiencia a modo porque el país no está para ello. No hay manera de que existan complacencias. Si los jóvenes no son críticos y severos y el Presidente no enfrenta las cosas e incluso provoca el diálogo abierto de nada va a servir el ejercicio. Para eso evítenlo y hagan su reunión anual con sus cuates.

RESQUICIOS. Así nos lo dijeron el viernes:

Tenemos un disparo en la parte de homicidios en los últimos meses que ha llevado a una descomposición en varios municipios. Los linchamientos han aumentado de manera exponencial. Las proyecciones para este año son todavía peores. Es la justicia por propia mano ante la incapacidad de la autoridad. El repunte no se ha atendido como debiera, el caso más claro es Veracruz: Eduardo Guerrero, especialista en seguridad, Lantia Consultores.

solorzano52mx@yahoo.com.mx

Twitter: @JavierSolorzano