España tiene presidente, pero sigue en crisis

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

No ha sido fácil, pero la investidura de Mariano Rajoy bajo los colores del Partido Popular ya es un hecho después de más de diez meses en los que la incertidumbre de una tercera vuelta electoral estaba latente y prevista para el 25 de diciembre, un día poco usual para realizar una votación.

Con un total de 117 votos a favor, 68 abstenciones y 111 votos en contra, Mariano Rajoy ha sido elegido presidente de Gobierno con la ayuda de los votos de su partido, el de Ciudadanos y el de Coalición Canaria. Pero lo que más pesó para que una vez más fuera designado es que el líder popular necesitaba 176 votos para obtener la mayoría necesaria a fin de gobernar, así que lo decisivo fue la abstención del Partido Socialista (PSOE) para que Rajoy regrese a la silla presidencial: un hecho inaudito, el apoyo del partido de izquierda para facilitar el triunfo del partido de derecha.

A pesar de la victoria del líder del Partido Popular, miles de españoles salieron a las calles a manifestarse en contra de la investidura de Rajoy, la cual ha confirmado la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, al rey Felipe VI en una reunión en el Palacio de la Zarzuela.

Esta elección ha sido una de las más complicadas y se espera que este próximo gobierno se enfrente a un panorama aún más complejo, en el cual la Unión Europea le sigue imponiendo recortes al país y el Parlamento se ha dividido como nunca antes. Es así como Rajoy y su partido tendrán que negociar todos los movimientos para ir a la par con las exigencias europeas.

Podemos y su líder, Pablo Iglesias, supieron aprovechar la difícil decisión de la abstención del Partido Socialista y acusan de traición del PSOE a los partidos de izquierda, y destaca la unión de los integrantes del bipartidismo y se muestra como la única cara de la oposición dejando a un lado a los socialistas.

Así fue como terminó una parálisis de 316 días de un gobierno que no podía gobernar ni imponer leyes nuevas. Parálisis que se puede prolongar hasta el Congreso cuando la oposición haga su papel y quite posibilidades al gobierno de Rajoy, dejando la puerta abierta a una tercera ronda de elecciones. España sigue en crisis política y económica.

h_miguel_@hotmail.com

@Hector_Badillo