Estados Unidos y CCG

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Nizar Dana

en Ammán

En dos semanas el presidente Barack Obama se reunirá en Camp David con los seis líderes del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) con la posible participación de Jordania y Egipto, que se consideran países clave a nivel regional, para discutir tres asuntos.

Primero, que Estados Unidos garantice la seguridad y la estabilidad de los países del CCG, siempre y cuando la amenaza provenga del exterior, y que la protección militar que les ofrece Estados Unidos se mantiene; segundo, los acuerdos sobre el proyecto nuclear iraní, firmados por Washington y Teherán, no dañarán ni afectarán la amistad histórica entre EU y el CCG, que debe reconocer que Teherán es una fuerza regional. Además la administración de Obama pretende crear una nueva etapa de cooperación con Teherán y darle participación para buscar soluciones ante la crisis regional; tercero, el presidente Obama expresará sus ideas sobre la nueva estrategia estadounidense hacia Oriente Medio, de que los peligros y las amenazas internas que enfrentan los seis países peligran más su seguridad que las amenazas externas.

El encuentro directo con los líderes de los seis países será muy conveniente para el presidente Obama, que podrá dirigirse abiertamente a ellos y señalar sus temores y aspiraciones, pero tanta apertura es posible que no sea cómoda para algunos de los líderes del CCG…

Los seis líderes aceptarán atentamente las explicaciones del presidente y sus asesores sobre las promesas y las garantías que les ofrece Estados Unidos sobre su seguridad y la estabilidad del Golfo, pero cuando se hable sobre el papel que debe jugar Irán para abordar la crisis regional, como la guerra contra el terrorismo y los conflictos en Yemen, Siria, Irak, Líbano y Palestina, más de uno va a sentirse incómodo. Que las relaciones de Estados Unidos con Irán pasen de ser antagónicas a cooperativas seguramente va a causar malestar a aquellos que pensaban que tenían la exclusiva con EU.

Por eso en la Cumbre de Camp David va a haber muchas tensiones durante las negociaciones si el presidente Obama sigue con su visión respecto a Irán y el CCG. El mandatario estadounidense en diferentes ocasiones se manifestó en contra de involucrar más a EU en los conflictos de esta región. También hablará sobre las malas consecuencias de prolongar las guerras y su influencia sobre la paz y la estabilidad internacionales.

Sería ideal que el CCG no se ponga a contradecir al presidente estadounidense y se decida a hablar entre sí sobre la necesidad de empezar una nueva etapa con Teherán y reconstruir la relación Irán-CCG; asimismo acepten que la prioridad debe ser la lucha contra el terrorismo, y no contra Irán. Llegar a un acuerdo sobre una agenda política a nivel regional, y en poco tiempo lograr un convenio sobre el proyecto nuclear iraní abrirá las puertas a una nueva era en la historia de la región y el comienzo de desatar todos los nudos.

nizardana.razon@gmail.com

Twitter:@NizarRazon