FMI: economía mexicana crece, pero menos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

El Fondo Monetario Internacional (FMI)recientemente dio a conocer su nueva publicación Perspectivas de la Economía Mundial. En ella muestra un escenario de crecimiento con menor avance de la economía mexicana. Si bien el ajuste a la baja es un reconocimiento de los pronósticos que han sido ya publicados en México, se suma a la ola de mayor pesimismo que prevalece en torno al próximo desempeño de nuestra economía en el corto plazo.

Se mantiene la perspectiva de crecimiento de la economía mundial en 3.1% para este año y 3.4% para el 2017. No hay cambios respecto a las previsiones de julio pasado. No obstante, al interior de dicha prospectiva se registran algunos cambios de importancia para el caso particular de la economía mexicana.

El organismo internacional realiza un ajuste a la baja en su perspectiva del crecimiento del mundo desarrollado, al suponer ahora un avance para este año de 1.8%, por debajo del 2.0% previsto en julio pasado. Este ajuste tiene su principal fuente — de ahí la importancia para México— en un deterioro del pronóstico de crecimiento de los Estados Unidos hasta 1.6% desde 2.2% previo. Este ajuste a la baja en el pronóstico de avance del PIB, se ve compensado con un incremento en la perspectiva de las economías en desarrollo, para las que ahora se prevé un crecimiento de 4.6%, marginalmente por arriba del 4.5% anterior.

En general el tono del FMI es bastante prudente, afirma que frente a las preocupaciones que se tenían hace unos meses por el debilitamiento de la economía China, el impacto del Brexit, la debilidad de la recuperación de la economía de los Estados Unidos y la caída libre de los precios de las materias primas, se han atenuado en el corto plazo debido principalmente al relajamiento de las políticas monetarias en buena parte del mundo, a las políticas que han apuntalado la economía china y a la salida “ordenada” que los mercados financieros dieron al Brexit. No obstante, persiste la incertidumbre en torno a estos temas para el mediano y largo plazos.

Además de que las políticas populistas y aislacionistas siguen amenazando el crecimiento mundial.

En el caso de la economía mexicana, los pronósticos del FMI no fueron halagüeños: se redujo la expectativa de crecimiento para este año hasta 2.1% desde el 2.5% de julio, e incluso, para 2017 también se ajustó a 2.3% desde 2.6% previo. El fuerte deterioro de las exportaciones en la primera parte del año, y la menor perspectiva de crecimiento en EUA son las causas principales del ajuste en las expectativas del PIB.

De alguna forma el nuevo pronóstico del FMI sobre el crecimiento del PIB mexicano no debe ser fuente de sorpresa mayor, pues más bien podríamos decir que se trata de una alineación a las expectativas que manejamos ya en México. Por ejemplo, tanto el consenso de la Encuesta Banamex como el de la Encuesta de Banxico anticipan un crecimiento económico para este año de 2.1 por ciento.

Lo preocupante es el hecho de que el consenso de ambas encuestas y el FMI han venido sistemáticamente ajustando a la baja las expectativas de este año y el siguiente. Este deterioro ha sido una constante a lo largo del año.

avieyra@banamex.com

Twitter: @ArturoVieyraF