“Fuera narcos de la UNAM”

“En un país desigual las mujeres somos el blanco de la violencia”
Por:
  • bibiana_belsasso

Este fin de semana, cuando veíamos el partido Pumas–Chivas, en el medio tiempo apareció en la pantalla un mensaje que decía “Fuera narcos de la UNAM”, pidiendo que el narcomenudeo desaparezca de Ciudad Universitaria. Esto se da tras la balacera del viernes pasado y que dejó dos muertos cerca de la Facultad de Contaduría.

Y es que ese día quedó exhibida la inseguridad y la operación de grupos criminales al interior de Ciudad Universitaria, que pelean por la distribución de drogas dentro del campus.

Los muertos fueron identificados por las autoridades capitalinas como David Eugenio Albarenga y Francisco Axel Gallo, de 20 y 29 años, a quienes se les ubica como integrantes de la banda de Raúl “N”, El Barbas, quien fue detenido con droga el 2 de febrero, cerca del campus universitario.

Los fallecidos se pelearon con miembros de Los Carniceros, otros narcomenudistas que operan en CU. Tras balearlos cerca de la Facultad de Contaduría, los agresores huyeron. Aún heridos, Albarenga y Gallo fueron trasladados a la clínica 8 del IMSS, donde perdieron la vida. Entre sus ropas se les halló mariguana.

El propio rector de la UNAM, Enrique Graue, quien deslindó a la Rectoría del mensaje emitido durante el partido, reconoció que grupos de narcomenudistas se han esparcido dentro de Ciudad Universitaria, y señaló que las acciones emprendidas por la institución y el gobierno capitalino, como detenciones de vendedores de droga y más  iluminación y vigilancia en diversas zonas, han sido insuficientes para frenar ese delito, y que al acotar a los narcomenudistas, éstos se han esparcido por todo el campus, haciendo más difícil su detención.

No nos engañemos, no es un joven vendiendo mariguana, estamos hablando de estructuras criminales importantes de narcomenudistas, como por ejemplo, el cártel de Tláhuac, que tiene fuerte presencia en la UNAM.

Muchos de los propios estudiantes han pedido que se refuerce la seguridad de Ciudad Universitaria, el rector Graue  ha descartado que CU requiera de fuerzas policiales para brindar seguridad a la comunidad, y ha dicho que una estrategia armada no garantizará que esos grupos delictivos salgan del campus.

Lo que sabemos es que quienes sí están armados son los propios traficantes. Ambos  narcomenudistas ejecutados, El Barbas, y Francisco Axel Gallo, habían sido detenidos hace un par de meses por vender droga y portar armas en las inmediaciones de CU.

Se ha respetado la autonomía de la universidad, pero también muchos se han aprovechado de ésta para resguardarse en territorio de la UNAM.

Narcomenudistas se han resguardado desde 1999 en el Auditorio Justo Sierra, también conocido como Che Guevara, en Ciudad Universitaria. Este auditorio, que en su momento fue de los más grandes y emblemáticos de CU,  fue tomado por grupos que dicen estar vinculados a la “izquierda”. En realidad es un refugio para que muchos puedan cometer delitos y resguardarse ahí.

En ese entonces el recinto fue “ganado” por los integrantes del Consejo General de Huelga (CGH), en el que estaba Alejandro Echevarría, El Mosh, quienes se oponían al aumento y a la obligatoriedad de las cuotas de inscripción, promovidas por el rector Francisco Barnés de Castro.

Pero ha habido muchos casos de personajes que operan desde ahí la venta de narcóticos, como ha sido  el caso del  Jorge Emilio Esquivel El Yorch,  detenido en el 2016 en Avenida Universidad con al menos 50 grapas de cocaína y quien decía ser miembro del grupo Okupa Che, que controla precisamente el auditorio.

De esa detención se derivó que encapuchados colocaran barricadas en los accesos al circuito universitario; quemaron un automóvil de Vigilancia UNAM, llantas y contenedores de basura, argumentando que El Yorch había sido “levantado” por hombres armados en el parabús, ubicado en el Eje 10 Copilco, casi en el cruce con Avenida Universidad.

Otro caso se dio el 5 de noviembre de 2014, cuando un grupo de aproximadamente 30 jóvenes encapuchados incendió con bombas molotov una unidad del Metrobús de la estación Ciudad Universitaria, correspondiente a la Línea 1, sobre la avenida Insurgentes Sur, lo cual se daba como otra supuesta medida de presión por parte de los grupos que operan en los alrededores de la Biblioteca Central, que argumentaban estar en “guerra social”.

Para las autoridades universitarias es muy importante resguardar la autonomía de la máxima casa de estudios, y así debe de ser en temas académicos, pero no se puede permitir que los criminales abusen de esta autonomía para resguardarse y operar en el centro universitario más importante del país. Y sobre todo hay que tomar en cuenta: ya no están enfrentando al joven que vende mariguana, hoy son estructuras criminales muy amplias las que están operando dentro del territorio universitario.

Desnudan problemática

En la gaceta de la UNAM publicada ayer se desplegó un comunica- do del rector Enrique Graue, en el que invita a los alumnos a reflexionar y denunciar sobre la presencia de narcomenudistas en las instalaciones de la máxima casa de estudios.

Graue reconoció que las medidas tomadas por la Universidad no han sido suficientes para detener el narcomenudeo al interior de sus instalaciones.

En la portada aparece una silueta amarilla del perfil de un hombre con un fondo negro y la leyenda: “No es tu amigo. Es un narco”.

Tras el enfrentamiento del pasado viernes en el que dos narcome- nudistas murieron, el rector dijo: “La UNAM está lastimada e indignada por estos lamentables sucesos” y pidió una exhaustiva investigación para el esclarecimiento de los hechos.

[caption id="attachment_705600" align="alignnone" width="800"] El mensaje apareció durante el medio tiempo del partido Pumas vs Chivas[/caption]

El pasado domingo en el partido de los Pumas, el mensaje: “¡Fuera Narcos de la UNAM!” (segunda foto) desató polémica. El rector dijo que éste pertenecía al equipo de futbol, ayer tuvo que revirar y aceptar que sí fue la Universidad.

Ayer alumnos de las facultades de Ingeniería, Contaduría y Trabajo Social, agrupadas en Juventud Revolucionaria-GAR, Juntas Defensivas Universitarias y Liga Estudiantil Democrática, cuestionaron las medidas de seguridad que han implementado las autoridades universitariasy acusaron omisión. Los estudiantes convocaron a un mitin el jueves próximo en repudio a la inseguridad.