Inequidad, mal global

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

César Castruita

Entre los temas que han dominado los medios en los últimos días, está la inequidad de ingreso en México. De ninguna manera como consuelo de tontos, sino como elemento de juicio, está el hecho de que el problema tiene alcances globales.

De acuerdo con un reporte de la organización no gubernamental internacional de combate a la pobreza Oxfam, el próximo año la riqueza de los más opulentos del mundo, que representan uno por ciento de la población, será mayor a la del 99 por ciento restante.

“Líderes mundiales, como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, hablan mucho sobre atacar la inequidad extrema, pero nadie emprende acciones concretas”, manifiesta Oxfam.

En México, tras el informe sobre el incremento de la pobreza de 53.3 millones en 2012 a 55.3 millones de personas en 2014, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, dijo que “se reconfirma la incapacidad que hemos tenido, como nación, para construir una economía más dinámica e incluyente, por una parte, y una política pública de desarrollo social eficaz para abatir la marginación”.

Pero el representante del empresariado nunca hizo una propuesta concreta sobre lo que se debe hacer, ni sobre la participación del sector privado.

Donald Trampitas. El aspirante a candidato presidencial republicano Donald Trump, ha enarbolado como su principal plataforma atacar a México y a los mexicanos, a quienes culpa de muchos de los males de Estados Unidos.

Pero el empresario no es ningún ejemplo a seguir. Para empezar, ha declarado que su fortuna personal es de unos 10 mil millones de dólares, pero algunos analistas independientes han valuado las propiedades de Trump en alrededor de tres mil millones de dólares.

Su secreto ha sido aprovecharse del dinero ajeno. Trump ha pedido prestado para construir sus propiedades y en dos ocasiones se ha declarado en bancarrota, por lo cual los bancos acreedores tuvieron que absorber pérdidas.

Trump ha sabido utilizar a su favor las leyes que en Estados Unidos protegen a quien se declara insolvente.

Impacto comunitario. Pese a la caída de alrededor del 12% en la industria minera en el último año, la empresa canadiense Excellon Resources, que lleva Brendan Cahill, continúa con su programa de inversión en el desarrollo de comunidades en Durango, con más de 300 mil dólares este año para rubros como la educación, la salud, el deporte y la mejora de la infraestructura local.

La minera alista la segunda edición del concurso “Mejora tu Comunidad”, para que estudiantes de bachillerato de Bermejillo y Mapimí, desarrollen proyectos de mejora de servicios públicos, ecología, deporte, cultura y desarrollo económico. El proyecto ganador será presentado al gobernador Jorge Herrera Caldera.

cesar_castruita@yahoo.com.mx