Viernes 25.09.2020 - 05:08

Inversiones conservadoras o agresivas, cual elegir

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Educación Financiera

Antes de definir el instrumento bancario en el que depositarás tu inversión es conveniente que encuentres el perfil del inversionista que te define para así optar por pagarés, fondos de inversión, certificados de depósito o algún otro instrumento bancario.

Recuerda que para ser inversionista no es necesario ser economista, financiero, actuario o saber mucho sobre economía y finanzas, solamente requieres ser un ahorrador constante, con interés en obtener más ganancias por tu dinero.

Si estás en ese caso, ahora debes saber que el perfil de inversionista es un conjunto de características que agrupa las preferencias y necesidades de cada persona, así podrás reconocer si eres, conservador, moderado o agresivo al momento de decidirte a realizar una inversión.

Los conservadores, son las personas que su horizonte de inversión es muy corto, toman el menor riesgo posible, así que prefieren inversiones muy seguras que significa tener rendimientos estables.

Los moderados, se le llama así a las personas que pueden tomar cierto riesgo, su horizonte de inversión es mediano, buscan obtener buenos rendimientos, con el fin de mantener un balance entre el rendimiento y la seguridad.

Los agresivos, son inversionistas que buscan obtener mayores rendimientos, por lo tanto están dispuestos a correr los riesgos que su inversión implique.

La clasificación anterior se hace con base en la edad, la certeza sobre el futuro económico, los conocimientos que tengas sobre las inversiones, tu carácter o tolerancia al riesgo y el tiempo en el que desees mantener tu inversión.

Así como los objetivos que quiere alcanzar una persona de 25 años son muy diferentes a los de alguien de 30, lo mismo sucede con alguien de 40 y otro de 60 años. Seguramente tu edad influirá de manera directa en el tipo de decisión que tomarás, si eres muy joven podrás buscar metas más agresivas que una persona que ya esté por jubilarse.

Las posibilidades que tengas de conseguir un mejor trabajo o de recibir un aumento de sueldo te permitirán ser un poco más arriesgado con tus ahorros.

Considerando la edad, tu futuro económico y las metas que tengas podrás definir el tiempo en que conservarás tu inversión, un mes, tres meses, un año o más.

Además, otro de los puntos a considerar es tu carácter, sobre todo evaluar cuál es tu tolerancia al riesgo, es decir, preguntarte cuánto le temes a las consecuencias negativas o si te gusta tener mayor control en tus decisiones, o bien si eres más tranquilo y prefieres ir poco a poco.

En todo momento considera que deberás informarte sobre los tipos de inversión que hay –pagares bancarios, certificados de depósito, fondos de inversión de deuda y de renta variable—así como de la situación económica del país, porque el conocimiento que tengas sobre lo anterior es determinante para elegir el instrumento que va más con tu perfil de inversionista.

Con los elementos anteriores seguramente podrás empezar a trazar el plan de inversión y ajustarlo a tus necesidades.

educacionfinanciera@bbva.bancomer.com