Martes 24.11.2020 - 00:06

JJ superestrella

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Este lunes 31 de enero, cuando el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, comparezca ante legisladores deberá rendir cuentas y reflexionar. El martes 18 de enero debió ser un buen día para la Policía Federal. Por la mañana anunció la captura de Flavio Méndez Santiago, El Amarillo, líder de Los Zetas; por la tarde la aprehensión de José Jorge Balderas Garza, alias El JJ, responsable de la distribución de droga procedente de Colombia en la ciudad de México y la zona conurbada.

Aparentemente todo iba bien para el gobierno y para la sociedad en su conjunto, hasta que por la tarde la presentación de El JJ en las pantallas de televisión desplazó en el imaginario colectivo la percepción de éxitos gubernamentales por la percepción de éxitos criminales. El JJ tuvo oportunidad de exponer sus argumentos; de hacer que el conductor Carlos Loret se pusiera nervioso y no lograra sostenerle la mirada; de sembrar dudas sobre la protección que pudo haber recibido para no ser atrapado antes.

El crimen organizado ha montado estrategias para aterrorizar a la sociedad. Ha hecho explotar coches-bomba y ha secuestrado y amenazado a periodistas para que traten temas con orientación conveniente para los delincuentes. Eso es parte de su estrategia de guerra. Las autoridades, por su parte, han convocado a los medios informativos y a la sociedad en su conjunto a evitar la apología del delito. ¿Cómo se explica entonces que sea el propio gobierno quien otorgue espacios a El JJ para que denigre a las instituciones, someta a los periodistas y coloque su verdad en el imaginario colectivo?

Estas incongruencias minan la credibilidad del discurso gubernamental; por eso es necesario exigir explicaciones. ¿Quién decidió dar foros como los de Televisa y TV Azteca a El JJ? ¿Cuál es el beneficio que se esperaba que estos testimonios generaran para la sociedad? Errores como la puesta en escena de la aprehensión de la ciudadana francesa Florence Cassez ya tuvieron altos costos políticos y de imagen. La lección debió ser aprendida, pero no fue así.

El miércoles 26 de enero Alejandro Poiré acudió al programa de análisis de medios Agenda Pública (ForoTV). José Carreño y Mario Campos preguntaron al vocero gubernamental para temas de seguridad cuál fue el criterio para que el gobierno otorgara un foro privilegiado a El JJ. Poiré respondió que las entrevistas formaron parte del esfuerzo gubernamental para dar transparencia al caso. Esa explicación resulta insuficiente. El asunto es complejo y ha generado inquietud en la opinión pública. Es necesaria una explicación más convincente, pero especialmente una reflexión sobre cómo se toman las decisiones en materia de comunicación gubernamental.

*Académica de comunicación en la Universidad Iberoamericana y responsable de contenidos del Observatorio de Medios.

rsantiagmx@yahoo.com.mx