Mancera nunca será perredista

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Miguel Ángel Mancera ha definido la ruta que seguirá su aspiración presidencial: no se afiliará al PRD, buscará ir sin partido y ser el factor para aglutinar a independientes y partidos de izquierda (PRD, MC y PT) en un Frente.

La noche del pasado jueves, en una reunión con jóvenes y diputados electos a la Asamblea Constituyente en el recién inaugurado Centro Interactivo Futura CDMX, habló de por qué no se convertirá en perredista. “Yo no me afilio, porque creo que el proyecto tiene que ser así, el proyecto no es un partido (...). Yo imagino el proyecto con personalidades y gente apoyando”, dijo.

Cada que puede, deja en claro que no le interesa ni ahora ni nunca afiliarse al PRD. No lo necesitó para ser Jefe de Gobierno y, en su cálculo, lejos de requerirlo en 2018, el sol azteca le estorba. El membrete, pues. La estructura, por raquítica que ya sea —salvo en la capital del país—, le podrá ser útil. Se ve a sí mismo como un ciudadano sin partido corriendo por la vía independiente. Lo dice ahora, pero está en ello desde hace un año, al menos.

El 15 de octubre de 2015, por ejemplo, hablamos en este espacio de la cercanía entre él; el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, y el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, El Bronco.

“El Jefe de Gobierno está decidido a ser candidato, convencido de que puede serlo por la vía independiente —y que, en todo caso, haya partidos que se sumen—, y apuesta a que Jaime Rodríguez, El Bronco —recién estrenado gobernador de Nuevo León—, y Enrique Alfaro —nuevo alcalde de Guadalajara— lo apoyen como LA opción ciudadana”, publicamos. El vínculo y las reuniones entre los tres, lejos de frenarse, se han incrementado.

En su estrategia le suma más El Bronco —con quien lo mismo se reúne que firma convenios— o el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro —que lo invitó a Jalisco para empujar el aumento al salario mínimo—, que meterse en la grilla de tribus perredistas. Le es más relevante estrechar lazos con Juan Ramón de la Fuente —a quien invitó como asesor del grupo redactor del borrador de la Constitución CDMX— que sentarse en público con los líderes territoriales amarillos. Parece más interesado en no romper puentes con Cuauhtémoc Cárdenas o Alejandro Encinas —a quienes sumó como redactores de su propuesta de Constitución—, que abandonaron el PRD, que en convencerlos de que regresen.

A final de cuentas, con Alejandra Barrales en la presidencia del PRD y con su tribu, Vanguardia Progresista, capitaneada por Héctor Serrano, fortalecida, tiene un pie y medio en el partido; no le costará trabajo hacerse de la candidatura, cuando lo mismo Los Chuchos que Miguel Barbosa —enemigo de ellos— le piden ser su candidato cada que pueden. Lo que necesita son apoyos y aliados fuera. Y tras ellos va. Mancera quiere ser candidato ciudadano. ¿Le alcanzará? Esa es otra historia.

  Off the record... ¿Más ajustes en el gabinete de la CDMX? Los momios a la baja son los de la excandidata presidencial Patricia Mercado en la Secretaría Gobierno, pero nada está definido… Hablando de excandidatas, Josefina Vázquez Mota, debuta en una nueva faceta, la de conductora de televisión. Mañana, arranca Sin Muros, su programa sobre los mexicanos en EU, por Proyecto 40.

m.lopez.sanmartin@gmail.com

Twitter: @MLopezSanMartin