Mi hermano Andrés, ayatola de Macuspana

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • ruben_cortes

Para el Arzobispado, “Obrador es muy conservador y defiende los valores de la familia para una sociedad sana y correcta”. Pero AMLO acaba de renunciar a sus hermanos porque no piensan políticamente cómo él: “Yo ya no tengo esos hermanos de sangre”.

Un conservador muy raro para que lo aprecie la Iglesia, pues su pensamiento es más cercano a un ateo que fusiló a miles sin juicio en Cuba, el Che Guevara, quien afirmaba: “Mis amigos son mis amigos, mientras piensen políticamente como yo”.

Por eso Pedro Arturo López Obrador acusa a su hermano de creerse “un  ayatola y un Dios con la verdad absoluta, y lo que dice es el todo; y no puede ser así, los tiranos se quedan solos como se está quedando Maduro, como se quedó Hitler”.

La ruptura de AMLO con sus hermanos se produjo la semana pasada porque Pedro Arturo anunció que votará por el PRI en la elección para gobernador en Veracruz: “Yo ya no tengo esos hermanos. Mis hermanos son 10 millones de mexicanos, porque tengo la misión de transformar al país”.

¿Por qué el ayatola de Macuspana reniega no sólo de éste, sino de todos sus hermanos, además de porque Pedro Arturo votará por el PRI? Leamos:

“Porque son aspiracionistas, les gusta acomodarse, colarse. Por eso yo ya no tengo esos hermanos, vinculados con los corruptos del PRI o del PAN, ya acabé con eso, hay que borrar eso, aunque se trate de nuestras familias. La patria es lo primero. En la familia siempre hay alguien sin ideales”.

Pero ¿quién es el verdadero “aspiracionista en la familia López Obrador?

Leamos a Pedro Arturo:

“¿A qué puedo aspirar yo? Yo vivo de mi sueldo. El aspiracionista es él: dos veces jugó la gubernatura de Tabasco y perdió, dos veces la presidencia y la perdió. ¿Quién es más aspiracionista que él, más ambicioso? Dice que vive de la ayuda del pueblo. Ahorita, imagino, dice vivir de las cuotas del partido.

“Andrés dice que no le importa el dinero, pero el dinero sí importa porque nuestra familia nació en piso de tierra y sabemos cuánto cuestan los centavos y los cuidamos; pero yo no viajo en aviones, yo sí viajo por tierra. Mis hijos no vacacionan en Nueva York, como los hijos de Andrés, que andan en yate”.

Pero AMLO justifica sus viajes en aviones y en camionetas de último modelo y el vasto dinero que utiliza para campaña presidencial desde hace 16 años porque “tengo en mi cabeza la misión que me dieron millones de hermanos mexicanos de transformar al país: ésa es mi familia”.

En verdad es un hombre falso.

Porque quien no quiere a su familia no quiere a nadie.

ruben.cortes@3.80.3.65

Twitter: @ruben_cortes