Nunez, el hijo ingrato del gobernador

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Raymundo Sánchez

La ingratitud de Néstor Núñez, hijo del gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, y asambleísta electo por Morena, recuerda la película Acá las tortas (Juan Bustillo Oro, 1951), cuya trama es sobre dos hermanos (hombre y mujer) que regresan a México después de estudiar en el extranjero y se avergüenzan de sus padres torteros que se partieron el lomo para pagar la educación de esos dos hijos y cumplir sus caprichos.

Ahora, flamante diputado electo y militante del partido de AMLO, Néstor Núñez no se atreve a dar la cara ante los calificativos de “traidor” y “mapache electoral” con los que su jefe máximo insulta a su padre cada que pisa terreno tabasqueño. “No es una cosa que me competa a mí, es un tema que le corresponde al gobernador del estado de Tabasco y al presidente del Consejo Nacional de mi partido”, dice este muchacho.

Soberbio y temeroso de su líder, ni siquiera parece considerar que la candidatura y la diputación las logró, en parte, por llevar el apellido del hombre al que ahora ya ni menciona por su nombre. Ingratitud pura, pues si no se atreve a defender a la persona que le dio la vida, mucho menos lo hará por los ciudadanos a los que supuestamente va a representar en la Asamblea Legislativa.

+

Locura total pretender que con la solicitud de 160 mil abajofirmantes se quite el registro a un partido político, como lo intentaron ayer los representantes del PAN, PRD y Morena en el INE. Justas, sin duda, son las 15 multas por un total de 528 millones 919 mil 402 pesos que han impuesto al Partido Verde por las incontables trampas que cometió durante el proceso electoral, pero quitarle el registro es de desquiciados.

Sin menospreciar la loable participación ciudadana, los 160 mil ciudadanos que supuestamente firmaron la solicitud, representan apenas el 0.18 por ciento del padrón electoral del INE, que al 7 de agosto pasado era de 84 millones 330 mil 123 ciudadanos.

Actuar como piden los abajofirmantes equivaldría a que los más de nueve millones de afiliados al PRI, o los más de tres millones del PRD o los más de 400 mil del PAN, un día firmaran una petición al INE para quitarle el registro a cualquier otro partido. Por supuesto eso raya en la esquizofrenia. Y sí, el Verde se merece las multas que, por cierto, rebasan en 200 millones de pesos lo que recibió este año como prerrogativas.

+

Empezaron los desplantes para la comisión que formó el PRD para tratar de conciliar con sus ex tlatloanis, Cuauhtémoc Cárdenas y AMLO. El ingeniero ya marcó su raya y les mandó decir que por mera cortesía platicará con ellos, pero “lo veo como en casa ajena, yo no me meto en asuntos que no me corresponden, ni opino sobre ellos. Es una institución a la que ya no pertenezco”.

Cárdenas es el caballeroso. Con el otro quién sabe cómo les va a ir.

raymundo.sanchez@3.80.3.65

Twitter: @r_sanchezp