Rebasa discursos la realidad

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Francisco Cárdenas Cruz

Terca como es, la realidad vuelve a rebasar discursos y declaraciones oficiales: apenas a tres días de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, negara que el país estuviera en llamas y a 24 horas de que el presidente Enrique Peña Nieto dijera que Tamaulipas es mucho más que violencia, en Guerrero y Michoacán ocurrieron cruentos enfrentamientos y en Matamoros estallaron bombas molotov en las sedes locales del Instituto Nacional Electoral y de la Policía Federal.

Más que respuesta a esas expresiones gubernamentales, la muerte de siete personas en la comunidad guerrerense Los Naranjos, municipio de Heliodoro Castillo, y de 43 más en Tinaja de Vargas, en el de Tanhuato, Michoacán, en los límites con Jalisco, confirmaron que el país dista de ser lo “tranquilo” que reiteradamente se asegura.

DE ESTO Y DE AQUELLO...

Finalmente el Tribunal Electoral volvió a enmendarle la plana al INE y después de despojar a Marcelo Ebrard de la candidatura plurinominal a diputado federal propietario hizo lo mismo con la de suplente que los generosos consejeros electorales le habían otorgado para acceder por la puerta trasera de San Lázaro a una curul.

Con eso el ex jefe del GDF quedó fuera de la contienda electoral que concluirá a mediados de la próxima semana y sin el fuero constitucional que tanto buscó para enfrentar una posible responsabilidad por el desfalco de casi 50 mil millones de pesos en la fallida Línea 12 del Metro.

Por más que responsabilizara al propio presidente Enrique Peña Nieto y a su sucesor en el gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, de haber influido para no dejarlo contender porque, según dijo, “le tienen miedo”, el miedo ahora será suyo ante el riesgo de ir a dar a la cárcel si en las investigaciones le fincan alguna culpa.

Y es que las “fallas técnicas” que obligaron a paralizarla, de acuerdo con lo investigado hasta ahora, fueron en realidad actos de desvío y despilfarro de recursos multimillonarios, como se le tilda a la corrupción registrada en esa costosísima obra.

Lamentable deceso de Sebastián Lerdo de Tejada, director general del ISSSTE, a consecuencia de un infarto fulminante la noche del viernes. Fue a lo largo de sus escasos 48 años un eficiente y honorable servidor público y destacado político priista.

A los velatorios de esa institución, en la avenida San Fernando, al sur de la ciudad de México, asistieron el Presidente Peña Nieto, miembros de su gabinete, dirigentes y legisladores del PRI y de partidos políticos de oposición, quienes destacaron la trayectoria del desaparecido funcionario.

Ironías de la vida: su muerte ocurrió 48 horas después de la de Juan Molinar Horcasitas, el panista que fuera también director general de una importante institución médico-administrativa, como el IMSS.

fcardenas@pulsopolitico.com.mx

Twitter: @MXPulsoPolitico