Replantear el uso de la banda de 700 MHz

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Roberto García Requena

Cada día que pasa queda más claro que el proyecto de red compartida mayorista en la banda de los 700 MHz, es una reverenda estupidez. Esta red estará destinada, junto con la red troncal de fibra óptica de la CFE, para impulsar “el acceso efectivo de la población a la comunicación de banda ancha y a los servicios de telecomunicaciones”, según reza el texto constitucional.

Dicho proyecto, concebido en el seno del Pacto por México, nació torcido. Sin referencias internacionales que avalaran su naturaleza, se empujó desde las filas del PAN, con el singular patrocinio de Juan Molinar Horcasitas y sus secuaces. Un proyecto sin viabilidad financiera ni técnica. Sin pies ni cabeza, y que respondía más a intereses económicos particulares que a una visión de sector.

Con el paso del tiempo, se hace más evidente que la red mayorista propuesta no tiene futuro. Nadie tiene claro qué es lo que se quiere montar. No hay Subsecretario de Comunicaciones, dependencia encargada de instrumentar el proyecto. No existen bases de licitación. No hay dinero público disponible. La Cámara de Diputados no presupuestó un solo peso a este propósito. Bueno, ni siquiera está claro si el 31 de diciembre de este año se concretará el apagón analógico de la televisión y se liberará el espectro en la banda de 700 MHz, necesario para la construcción de la red.

En lugar de una red compartida, la mayoría de los países desarrollados han realizado licitaciones de espectro, a fin de permitir que los mercados satisfagan la creciente demanda por servicios móviles de telecomunicaciones.

La banda de los 700 MHz se ha puesto a disposición de los operadores, como resultado de exitosas subastas que han representado generosos ingresos al erario público. En ningún país se ha reservado parte de este espectro para una red de administración estatal.

Es momento para que el gobierno cambie la óptica. Será mucho mejor aceptar el error en la reforma constitucional que empeñarse en construir dicha red mayorista. Se trata de promover la competencia y eliminar barreras de entrada al mercado, objetivo principal de la reforma. Para lograrlo, y consecuentemente mejorar la cobertura y calidad de los servicios de telecomunicaciones entre la población, lo mejor es que el gobierno federal replantee el uso y destino de la banda de los 700 MHz. Todavía están a tiempo.

 En otro tema. El día de ayer el Pleno de la Federal Communications Commission (FCC), órgano regulador de las telecomunicaciones en Estados Unidos, aprobó una serie de normas para regular el uso del Internet. Es un cambio de paradigma respecto a la filosofía no intervencionista vigente hasta el momento.

garciarequena@yahoo.com.mx