Riesgo de PGR en caso Anaya

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:
  • francisco_cardenas_cruz

Si la acusación de lavado de dinero que se le atribuye a Ricardo Anaya Cortés no va más allá de lo mediático y la PGR no actúa pronto en su contra, como lo ha exigido pública y reiteradamente el propio candidato de la coalición Por México al Frente, no solamente el encargado de esa dependencia, Alberto Elías Beltrán, que enfrenta una demanda de juicio político presentada ayer en la Cámara de Diputados, sino también otros altos funcionarios del gobierno federal, pueden verse en serios aprietos.

Eso dependerá, coinciden en círculos gubernamentales, de que quien ideó la trama financiera y contrató a los que la operaron para triangular recursos en paraísos fiscales, el empresario Manuel Barreiro Castañeda, al que un juez federal le negó la suspensión definitiva del amparo que había solicitado, sea detenido, rinda declaración e involucre directamente al abanderado del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Luego de retomar sus discursos, mensajes y declaraciones anti-México, y de que el Presidente Enrique Peña Nieto cancelara por segunda vez su visita a Estados Unidos para reunirse con él, Donald Trump anunció ayer en Washington que la próxima semana impondrá un 25 por ciento a las importaciones de acero y de 10 por ciento, a las de aluminio.

Ese anuncio del mandatario de la Unión Americana no solamente provocó el desplome de las acciones en Wall Street, sino una inmediata reacción de la Cámara de Acero de México, que demandó al gobierno de nuestro país dar una respuesta inmediata y recíproca ante el grave daño que causaría a esa industria y las consecuencias que se tendrán para la economía nacional.

Horas antes, The New York Times reveló que la actual embajadora, Roberta Jacobson, que lo es en México desde mayo de 2016, renunciaría a ese cargo diplomático, en el que se ha desempeñado a lo largo de 31 años, sin revelar quién la relevaría, lo que ella misma confirmó a través de su cuenta de Twitter y luego aseguró que lleva a México en su alma y corazón.

Con singular premura, la Secretaría de Relaciones Exteriores emitió un comunicado para anunciar que el gobierno de México dio el beneplácito a quien será el nuevo embajador, pero sin dar a conocer tampoco su nombre, lo que motivó extrañeza aun dentro de la misma Cancillería, por lo inusual del hecho.

Sin embargo, el diario Reforma publicó una nota fechada en Washington, en la que informó que el empresario texano Ed Whitacre, expresidente de la telefónica AT&T y exsocio de Carlos Slim, presidente de Grupo Carso, que Trump lo propondrá al Senado “después de que México le concediera el beneplácito”, lo que por lo visto no tendrá que esperar.