Salgado miente, responde Mercado

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • francisco_cardenas_cruz

Vaya exhibida que le dio Patricia Mercado, secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, al jefe delegacional de Tláhuac, Rigoberto Salgado, para responder a la acusación que éste hizo a las autoridades capitalinas de haber abandonado esa zona en materia de seguridad, al mostrar los diversos oficios sobre los operativos policíacos que se llevaron a cabo contra el narcomenudeo anteriores al de la Marina y Policía Federal del jueves pasado y reconoció lo que él niega: que en esa delegación sí operan narcomenudistas.

Reveló, entrevistada por Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula, que Salgado “nunca nos habló de ningún grupo específico —como el de Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos— en ninguno de sus escritos” y que “dejó de asistir a los comités de seguridad delegacional desde septiembre del año pasado, justo cuando la incidencia delictiva empezó a subir”, por lo que lo instó a colaborar en las investigaciones, ya que no tiene relación con “ese grupo”.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

El hoy jefe delegacional de Tláhuac, Rigoberto Salgado Vázquez, era director de Seguridad de la demarcación en 2004, cuando sucedió aquel linchamiento y quema de tres agentes federales que realizaban una investigación sobre el narcomenudeo y a los que grupos de habitantes confundieron con robachicos.

Esos hechos causaron indignación nacional, severas y rudas críticas contra el entonces secretario de Seguridad Pública del gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, que aquella tarde de noviembre se encontraba en una comida —que casi llegó a cena—, encargó a uno de sus subalternos atender los reportes de lo que ocurría en el poblado de San Juan Ixtayopan, sin imaginar su gravedad.

A su amigo, guía y protector político de aquellos años, Andrés Manuel López Obrador, que estaba al frente del gobierno del Distrito Federal, no le quedó más remedio que relevarlo, aunque después lo designó secretario de Desarrollo, de paso a ocupar el cargo que desempeñaba el hoy presidente de Morena.

Lo que no se explica es cómo, por qué y de qué manera —aunque, claro, con el apoyo y protección del tabasqueño, convertido ahora en “lavador de negros historiales”, todo es posible— Salgado Vázquez, militante del partido lopezobradorista, es hoy jefe delegacional y solapador de que el narcomenudeo creciera dentro y fuera de Tláhuac, problema que pretendió endosar al actual titular del gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, y que tuvo pronta respuesta a través de Patricia Mercado, su segunda de a bordo.

Todo un enredo, ese “comunicado conjunto” de la Secretaría de Relaciones Exteriores y de Hacienda sobre las sanciones del gobierno de Estados Unidos a funcionarios y exfuncionarios de Venezuela con las que se anuncia que México “procederá en consecuencia de conformidad con las leyes y convenios aplicables en la materia”.

fcardenas@pulsopolitico.com.mx

Twitter: @MXPulsoPolitico