Tiemblan finanzas estatales por recorte al Ramo 23

Más deuda pública otro síntoma del Covid-19
Por:

Adiós al oscurantismo… Actualmente, 71% del presupuesto se ejerce mediante los llamados Ramos Generales, que son bolsas a través de las cuales se reparten los recursos para distintos tipos de programas.

Ahí están el famoso Ramo 28, de participaciones; el 19, de seguridad social; el 33, de aportaciones federales; y el polémico 23.

Este último ha sido el blanco de fuertes críticas al ser el único que no cuenta con una ley de operación.

Pese a su opacidad, a través de ese fondo se gastaron 318 mil millones de pesos en los últimos cinco años; 30% del aumento tributario que se logró mediante la llamada Reforma Hacendaria.

En ese contexto, los ajustes planteados por el próximo gobierno para reducir y establecer reglas claras para el otorgamiento de estos recursos son más que necesarios, a fin de abonar a una mayor transparencia. Al detalle se buscará un recorte en ese rubro cercano a los 200 mil millones de pesos…

Respiración asistida… No obstante, las modificaciones podrían impactar el desempeño financiero de los estados que dependen fuertemente de las transferencias del Ramo 23.

Como ya le comentaba no hace mucho, entre 2013 y 2017 estos recursos representaron 6.1% de los ingresos totales de las 32 entidades.

La calificadora Moody’s, que comanda Alberto Jones Tamayo hace ver que cualquier cambio ahí podría trastocar los requerimientos financieros de las entidades y su capacidad de pago.

En términos absolutos, las entidades que reciben mayores cantidades mediante el Ramo 23 son el Estado de México que en promedio absorbe por esa vía unos 12 mil millones de pesos (mdp) anuales; la CDMX, con 8 mil mdp, así como Puebla, Guerrero y Chiapas, con 5 mil mdp cada una.

Sin embargo, para BCS, Sonora, Durango, Zacatecas, Colima, Nayarit, Guerrero y Yucatán, estas inyecciones significan hasta 75% de sus ingresos totales, dada su acotada recaudación local. Auch…

Foco rojo… Una baja sensible en el Ramo 23 derivará en un incremento de los déficits estatales en 2019, los cuales podrían alcanzar el 3.3% de los ingresos totales vs. 1% actual.

Además se proyecta que el gasto de capital, que es aquel destinado a infraestructura y generación de empleos, se reducirá de 4.2% de los ingresos a sólo 2.5%. Por si fuera poco, no se descarta el retorno de la deuda de corto plazo, dadas las dificultades legislativas que existen para adquirir financiamiento de largo plazo.

Puntualmente se calcula que el próximo año la deuda estatal podría incrementarse en 2.2%, con lo que la misma pasará de 24.8% de sus ingresos, a un doloroso 27%. Peligro, Will Robinson...

Acapara equipo de AMLO Foro Forbes

El 17 de septiembre… se llevará a cabo la sexta edición del Foro Económico Forbes “Camino a la Transición”, en el que empresarios de diversos rubros y representantes del nuevo gobierno entablarán un diálogo en torno a las vías para dinamizar el desarrollo económico del país.

Por allá bouquet político: apunte a Javier Jiménez Espriú, quien tomará las riendas en la SCT; Carlos Urzúa, estará en la SHCP; Olga Sánchez Cordero, próxima secretaria de Gobernación; y Víctor Villalobos, en SAGARPA, así como los siguientes subsecretarios de SEGOB: Zoé Robledo y Diana Álvarez.

A su vez, del lado de la IP tomarán el escenario Paul Polman, mandamás en Unilever, y Kelly King, de AT&T, entre muchos otros. Tome nota…