Sábado 19.09.2020 - 01:55

Trump, como AMLO, se niega a aceptar la derrota

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

La campaña del populista republicano Donald Trump no deja de recordar varias características del principal favorito para ganar las elecciones presidenciales en México en 2018, AMLO. Pero anoche recordó una en especial: su negativa a aceptar los resultados electorales.

En el último debate de la campaña, realizado en Las Vegas, Trump se rehusó a prometer si reconocerá su derrota el 8 de noviembre, argumentando que las elecciones están manipuladas: “Eso de aceptar el resultado lo miraré en su momento, eso lo dejo en suspenso”.

El pasado 4 de abril, AMLO dijo que no confía en nuestro sistema electoral: “Los 11 consejeros del INE están maiceados, y no confiamos en ellos. Son alcahuetes del régimen de corrupción e injusticia que tanto daño ha hecho a México. Desconfiamos de las instituciones electorales”.

Incluso, antes de las elecciones intermedias de 2015, enfatizó: “No le tengo confianza al INE. No canceló el juego de futbol Brasil-México el día de la elección porque fue organizado por la mafia del poder para que la gente no vote. No les creo a los del INE, están al servicio de la mafia del poder”.

Y anoche Trump también puso en duda una de las bases del sistema democrático en Estados Unidos, como lo es el traspaso del poder de manera disciplinada, de lo cual se ufanan tanto demócratas como republicanos, pues lo atesoran como el pilar de su democracia.

Hillary Clinton le respondió que “me indigna que alguien que es el nominado de uno de nuestros dos grandes partidos adopte esta posición”. De todos modos, Trump ya había escrito en Twitter: “Está claro que se ha puesto en marcha un amplio fraude en el voto antes y durante la elección”.

Lo que no ha adelantado Trump es cómo va a protestar en contra del resultado que, según las encuestas, a tres semanas de los comicios, no le va a favorecer, porque lo colocan hasta más de cinco puntos debajo de su rival del Partido Demócrata.

¿Hará un plantón en la Quinta Avenida de Nueva York, como hizo AMLO aquí en 2006, al cerrar avenida Reforma a lo largo de noventa días? ¿O presentará “pruebas” como hizo AMLO aquí en 2012, al mostrar al Tribunal Electoral un chivo, dos guajolotes, un cerdo y dos patos?

“Compraron la elección presidencial”, denunció entonces AMLO en una conferencia, junto a un chivo que se disputaba el agua con un cerdo recién destetado, dos patos que se rascaban los piojillos, una gallina y un par de guajolotes de ocho días de nacidos.

Pero Trump y AMLO saben que la desconfianza en las instituciones es un fenómeno mundial. Que pocos creen ya en el sistema.

Hasta en eso se parecen.

Twitter: @ruben_cortes