Martes 19.01.2021 - 20:37

Elisa Carrillo recibe premio Marius Petipa en Eslovaquia

Elisa Carrillo recibe premio Marius Petipa en Eslovaquia
Por:

La bailarina mexicana, Elisa Carrillo Cabrera, recibió la noche de este viernes en el Teatro Nacional de Eslovaquia el Premio del Fondo del Patrimonio Petipa, el cual distingue la labor de diversas personalidades de la danza.

El premio es entregado por la institución que resguarda, investiga y promueve el legado del gran coreógrafo franco-ruso Marius Petipa (1818-1910).

Este nuevo reconocimiento, el tercero a nivel internacional que recibe la mexicana este año tras el Alma de la Danza de Rusia y el Benois de la Danse, le fue otorgado por sus aptitudes para este arte, además de promover y mantener la tradición coreográfica de los ballets de Petipa.

Contenido relacionado: FOTOS: Elisa Carrillo, profeta en su tierra

“Después de este nuevo reconocimiento, solo puedo decir que me siento bendecida y muy agradecida. Quiero dedicarlo a la comunidad artística y cultural de México, por su esfuerzo y dedicación, por no dejar de luchar y trabajar cada día”, expresó Carrillo Cabrera antes de la ceremonia.

Y añadió: “cada premio me insta a trabajar con más fuerza para devolver a la danza y a mi país, algo de lo que yo he recibido, en especial a niños y jóvenes para que tengan mayores oportunidades.

La premiación estuvo precedida por una función de gala de El Quijote, una de las obras más célebres de Marius Petipa, a cargo del Ballet Nacional de Eslovaquia.

La primera bailarina del Staatsballett Berlin (Ballet Estatal de Berlín) fue elegida por ser “una figura del ballet que está causando gran impacto y que está dejando huella, no solo en México, sino en otras partes del mundo al organizar actividades y proyectos únicos que han servido para dar visibilidad a este arte”, comentó Stanislav Feco, director artístico del Fondo, con sede en San Petersburgo, Rusia.

Junto a Elisa Carrillo, otros galardonados fueron su esposo, el ruso Mikhail Kaniskin, quien es director artístico de la Gala del Kremlin y primer bailarín del Staatsballett Berlin; Manuel Legris, director artístico del Wiener Staatsballett (Ballet Estatal de Viena); el Ballet Nacional de Eslovaquia y la ex bailarina y crítica de ballet checa Jana Hoskova. Todos ellos han bailado y/o han promovido el montaje en grandes escenarios de las obras de Petipa, tal cual él las creó, sin modificaciones.

“Evaluamos las contribuciones y las aptitudes para el ballet clásico de los galardonados, especialmente entre aquellos que están protegiendo el legado y manteniendo la tradición de los ballets de Petipa”, abundó Feco.

The Petipa Heritage Fund (el Fondo del Patrimonio Petipa) es una institución internacional, creada en 2015 en Rusia por Andrey Kirillov y presidida por Vasily Medvedev. Su misión es preservar, promover y estudiar la obra y la figura de quien es considerado “el padre del ballet clásico”, además del autor de casi 50 coreografías, por ejemplo El cascanueces, El lago de los Cisnes, La bella durmiente, La bayadera, Don Quijote, El corsario y Paquita.

A lo largo de su carrera, Elisa Carrillo, también co-directora artística de la Compañía Nacional de Danza de México, ha interpretado un sinfín de ballets y obras cortas de Petipa, ya sea como protagonista, solista o cuerpo de baile, en grandes escenarios culturales de Europa, América, Asia, Medio Oriente, África y Oceanía.

Las Galas de Estrellas del Ballet “Elisa y Amigos”, organizadas por la Fundación Elisa Carrillo desde 2012, ofrecen cada año un programa con pas de deux (duetos) de famosos ballets de Marius Petipa, interpretados por un cartel internacional con los mejores primeros bailarines de distintas compañías.

VIII Foro Cultural Internacional de San Petersburgo

En días pasados, Elisa Carrillo participó en el Foro Cultural Internacional de San Petersburgo, en Rusia, una plataforma de debate en materia cultural organizada por los Ministerios de Cultura y de Relaciones Exteriores de ese país.

Su octava edición reunió del 14 al 16 de noviembre a especialistas, académicos, artistas y funcionarios de 96 países para debatir y analizar los retos de la cultura frente a la globalización. Además de la danza, otras disciplinas que tuvieron voz fueron el teatro, la ópera, el cine y la música.

Durante su participación en el foro, Elisa Carrillo dio un discurso en el que -partiendo de su experiencia personal con la danza- habló del potencial e impacto del arte en la infancia: desde el desarrollo de la imaginación y la creatividad, una mejor formación académica y personal, la sensibilización humana, un mayor entendimiento social e incluso el impulso a la economía y como forma de trabajo.

gi