Miércoles 30.09.2020 - 23:29

La madrina del punk llena de poesía el Anahuacalli

La madrina del punk llena de poesía el Anahuacalli
Por:

Foto Josué Morales La Razón

La noche del sábado fue diferente. En el sur de la ciudad el tránsito era inusual. La avenida División del Norte a la altura de Árbol de Fuego estaba saturada, decían que era porque estaba un camión de la CFE. Pero no sólo era eso: cientos de automóviles y peatones trataban de llegar al museo Anahuacalli.

Los vecinos de la zona se mostraban sorprendidos, a pesar de que en algunas tienditas se veían carteles del Festival de México. Miles de personas caminaban por la oscura calle Museo, preguntando por la entrada y, al encontrarla, regresar a hacer fila.

Escritores, poetas, funcionarios, estudiantes, locutores, músicos, reporteros, empresarios e investigadores formaban parte del público que se dio cita para ver a Patti Smith en concierto. Su primera presentación musical en un país que ha visitado muchas veces desde 1970.

La poeta, fotógrafa, escritora, cantante y madrina del punk se tomó su tiempo. Era la prometida noche de la Luna más grande. A las 21:30 Patti Smith subió al escenario, sonriente y con la mano en alto saludó hacia todos lados. Acompañada por su banda y su inseparable amigo Jenny Kaye en la guitarra, la cantante abrió el concierto con “Dancing barefoot”. Dio las gracias y la bienvenida a uno de los mejores conciertos de los últimos tiempos. Más de tres mil 200 personas fueron tocadas por la magia de Smith.

Incansable activista, Patti indicó que los mexicanos somos dichosos al“tener un museo como éste; es maravilloso y lo tienen aquí, no dejen de visitarlo”, expresó al dedicar el tema “Ghost dance” a Diego Rivera. Ofreció también “Peaceable Kingdom” a los periodistas muertos en Veracruz. Dijo que México es maravilloso y que sólo juntos podemos hacer las cosas mejor.

La experiencia de Patti en México fue ante un público respetuoso, que la conoce, que la admira y que sabe guardar silencio en el momento adecuado. Un público conocedor.

La cantante, escritora, poeta dedicó una canción al escritor Roberto Bolaño, pero se detuvo cuando le ganó el sentimiento y no pudo evitar llorar: “Disculpen, me emocioné mucho. Lo siento”. Uno, dos y recomenzó la canción.

El ambiente se puso más festivo con “People have the power” y después de cantar y bailar a la par del público la bella y dulce mujer, que con su energética voz y vitalidad nos hace olvidar y admirar al mismo tiempo sus 65 años, interpretó “The future is now” y se despidió del país que tanto ama.

Georgia O’Keefe

Magnífica dama pintora

qué hace ahora

ve y sacude el desierto

remueve cuenco polvo

ve y sacude el desierto

serpiente piel cráneo

ve y sacude el desierto

toda vida quieta.

*Fragmento del poema que Smit

dedicó a la pintora estadounidense.