Cruz Azul falla en su gestion de refuerzos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

Los refuerzos de Cruz Azul se han convertido en suplicio y no en soluciones. En los últimos 10 años, el equipo sólo ha podido utilizar a sus refuerzos extranjeros contratados desde la Jornada 1 en cinco torneos.

Asimismo, en los últimos seis, incluyendo el presente Apertura 2015, no han contado de inicio con todos los foráneos que fichó para reforzar la plantilla.

Ahora, la pesadilla es con Fernando Belluschi y Federico Carrizo, las piezas que le faltan a La Máquina para estar completa.

Belluschi espera el pase internacional (transfer) que debe entregar el ex club del jugador (Bursaspor de Turquía) y, en caso de que no sea así, FIFA tiene que intervenir para llegar a un acuerdo.

En cuanto a Federico Carrizo, al ex jugador de Boca Juniors sólo le falta la visa de trabajo, un documento que en días puede ser entregado (por ello viajó a Guatemala), con lo cual quedaría habilitado para jugar.

Y si hablamos de contrataciones que se hicieron a destiempo por diferentes motivos, está el caso del paraguayo Jorge Benítez, quien cubrirá el hueco de Roque Santa Cruz y que por lo mismo entró en acción hasta la Jornada 3.

Esta película es ya conocida de todos los aficionados celestes y siempre parece tener el mismo final. Situaciones que exhiben a la directiva del Cruz Azul por realizar malas gestiones en lo que se refiere al armado del equipo.

Sin duda, uno de los casos más extremos de los últimos tiempos tuvo que ver con el colombiano Carlos Lizarazo, quien no jugó un solo minuto con La Máquina en el torneo anterior debido a una lesión.

En ese mismo Clausura 2015, Alemao jugó hasta la Jornada 2 y el único refuerzo que lo hizo desde la fecha inaugural fue el propio Santa Cruz.

Seis meses atrás, el argentino Hernán Bernardello llegó a La Noria, pero pudo jugar hasta la Jornada 3. Un caso similar se dio en el Apertura 2013, cuando Mauro Formica vio acción hasta la Fecha 8 y Achille Emana hasta la 9; el único refuerzo extranjero que estuvo presente desde el primer partido fue Joao Rojas.

En el Clausura 2013, ninguna de las dos contrataciones extranjeras que llegaron al Cruz Azul pudieron ser considerados en las primeras dos jornadas: Nicolás Bertolo y Teófilo Gutiérrez debutaron como cementeros hasta la Jornada 3.

La última ocasión en la que los jugadores extranjeros contratados tuvieron actividad desde el encuentro inicial del torneo se dio en el Apertura 2012, cuando el colombiano Luis Amaranto Perea, que venía del Atlético de Madrid y el argentino Mariano Pavone, disputaron minutos.

En los últimos 10 años (20 torneos), la Máquina sólo pudo echar mano de sus fichajes extranjeros desde la Jornada 1 en cinco campeonatos: Clausura 2007, con Walter Vílchez y Eduardo Rubio; Apertura 2007, con Carlos Bonet y Cristian Riveros; Apertura 2008, con Marcelo Carrusca; Clausura 2011, con Waldo Ponce, Marcelo Palau y Hugo Droguett y el mencionado Apertura 2012.