Fin a 7 décadas del Estadio Azul en 2018

Fin a 7 décadas del Estadio Azul en 2018
Por:

La era de los estadios de madera o con tribunas tubulares con las que empezó el futbol profesional en México, en 1943, dio un vuelco con la construcción del que fuera llamado Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes, en la colonia Noche Buena y cuya vida está muy cerca de acabar.

En 1946 abrió sus puertas el hoy llamado Estadio Azul, antes Estadio

Azulgrana y que fue el primer escenario de su tipo construido con cemento. Con un aforo de un poco más de 35 mil personas, se utilizó para encuentros de futbol americano, pero pronto el futbol soccer desplazó a éste cuando el América lo adoptó como su nuevo hogar.

Casi setenta años después, está confirmado que el estadio, ubicado en una de las zonas más emblemáticas de la Ciudad de México, será demolido en 2018 para dar paso a un hotel y centro comercial. Esto implica que Cruz Azul, que no es propietario del estadio, sino que lo arrenda desde que se mudó ahí en 1996, tendrá que cambiar de sede.

Se habla de que volverá al Estadio Azteca, la que fue su casa por 25 años, tras la negativa de la directiva de firmar un nuevo contrato de arrendamiento con el conjunto empresarial que es propietario del estadio. Ante la decisión de la directiva cementera, y sin otro club deportivo en la capital del país capaz de pagar por su uso, la empresa Cosío Family decidió que el inmueble será derrumbado.

Al Cruz Azul, entonces, le quedan tres torneos en un recinto donde jamás se ha coronado, pues desde su llegada ahí, el único título de Liga que ganó lo hizo en el Nou Camp de León, en 1997. En el Azul, perdió Finales ante Pachuca y Monterrey, y ganó la Copa MX en Cancún y la Concachampions en Toluca.

Lo que sí se mantendrá en pie es la Plaza México, aledaña al Estadio Azul y que también forma parte del proyecto que en los años 40 se visualizó como la Ciudad de los Deportes, un gran espacio de práctica deportiva para la capital, pero que por falta de recursos económicos no se concretó.

A estos dos inmuebles se tenía pensado sumar una playa con olas, alberca, canchas de tenis, basquetbol, arena de box y lucha, jai alai, entre otras cosas más.

En aquel entonces la Ciudad de México tenía dos y medio millones de habitantes, pero con el paso de los años la mancha urbana creció de manera desproporcionada y, aunado a la falta de dinero, la construcción de edificios con departamentos y oficinas, un supermercado, una tienda de ropa y demás, bajó el telón de un gran proyecto que se quedó en el olvido.