Sábado 19.09.2020 - 06:00

Grave error del Pikolín da esperanza a Chivas

BJ genera políticas públicas encaminadas al empoderamiento de las mujeres, asegura Christian von
Por:

Alejandro Palacios, portero de Pumas, dio vida a Chivas en la serie semifinal del Clausura 2011, luego de cometer un grave error anoche en la ida en el Omnilife, el cual significó el gol de Omar Arellano y el empate a un gol del Rebaño Sagrado.

El encuentro tuvo un inicio muy peleado en el medio campo; ambos equipos trataron de imponer sus condiciones, pero fue Pumas el cuadro que mejor se paró en la cancha y limitó el ataque rojiblanco.

La primera acción de peligro fue para el cuadro local al minuto 27, y con ella llegó la primera acción polémica. Luis Fuentes remató con la cabeza un tiro de esquina y Luis Michel reaccionó a tiempo, pero dejó suelto el balón, el cual quedó a modo para Martín Bravo, quien no pudo mandar el esférico al fondo por una falta de Erik Cubo Torres, acción que el silbante no observó.

Siete minutos después, Delgadillo amonestó a Luis Michel por reclamar tras un fuera de lugar de Pumas, mientras que Héctor Reynoso fue expulsado por ofender al auxiliar técnico y fue entonces cuando se generó el disgusto de la afición rojiblanca.

Mayor fue la molestia de los seguidores del Rebaño al minuto 42, cuando Christian Pérez metió el balón en la portería felina tras la ejecución de un tiro de esquina; sin embargo el árbitro anuló el tanto por un empujón en el área del mismo Pérez sobre Darío Verón.

El primer tiempo terminó con otra pisca de polémica, cuando al 45’ David Cabrera dejó a Pumas con 10 hombres. El joven universitario ya tenía una tarjeta amarilla y fue suficiente un ligero recargón sobre Omar Arellano para que el silbante le mostrara la segunda amonestación.

El marcador registró su primer movimiento al 51’. Javier Cortés sacó de banda para Dante López, quien en el filo del área mandó un centro, que Efraín el Chispa Velarde remató con una espectacular palomita para marcar así su segundo gol de la liguilla.

El Rebaño parecía sentenciado a la derrota; no obstante, Guillermo Vázquez prefirió mandar a su equipo a defender que buscar el gol que liquidara la serie y le salió cara su apuesta.

Al minuto 89’ llegó lo inesperado. Parece que lo de Pumas en Guadalajara es una maldición, pues estaba cerca de por fin terminar con los 29 años sin ganar en casa de las Chivas cuando el portero puma, Alejandro Palacios, no supo atajar un débil disparo de Omar Arellano y el balón se le coló entre las manos para decretar el empate, que devolvió la esperanza a la afición tapatía, que se dio cita en el Omnilife.

La serie se definirá el domingo en el Olímpico Universitario, donde Chivas está obligado a imponerse por cualquier marcador para acceder a la final, mientras que a Pumas le es suficiente un empate para ser el primer finalista.

El juego de vuelta:

2005 año de la última derrota de Chivas en CU; cayó 1-0

5 visitas seguidas suma el Rebaño con empates en CU; cuatro fueron a un gol

3 de nueve juegos en el Olímpico Universitario fueron los únicos en los que Pumas no ganó en el Clausura 2011