Santos deja a los Gallos agonizantes

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos Mexsport

El Clausura 2015 está decidido. Santos está a 90 minutos de proclamarse campeón, una verdadera tragedia tendría que ocurrir en La Corregidora para no serlo, y el Querétaro tendría que hacer una verdadera hazaña, proeza y el juego de toda su vida para arrebatarle la corona a los laguneros.

Cinco goles en contra tienen en el césped a los Gallos, siendo la mayor goleada en torneos cortos, los queretanos no tuvieron la suerte del famoso Rey Midas, quien ahora sólo observó cómo su equipo fue humillado en la final de ida.

Una noche inolvidable e histórica, vivió el delantero del Santos Javier Orozco, quien concretó cuatro anotaciones, tres en el primer tiempo. Sin duda el mejor partido de su vida.

Exactamente el Querétaro volvió aplicar la misma dosis de relajamiento como lo hizo ante el Pachuca. Regaló el primer tiempo, su estado adormilado permitió que Santos se fuera al frente hasta ver el marcador con cinco anotaciones. No tuvo capacidad de reacción sólo chispazos de Wiliam Silva y un par de Villa. Ronaldinho ingresó para el segundo tiempo con un paso desapercibido, no generó jugadas peligrosas y mucho menos sacrificio.

CHULE-GOL. El cuadro de la Comarca tocó a puerta a los tres minutos del silbatazo inicial, vía Tavares quien sacó un zurdazo cruzado y Volpi reaccionó de manera excelente para evitar el primero de la noche, el cual tardó 60 segundos en llegar, conducto Javier Orozco, quien recibió el centro raso del africano dentro del área chica y sólo empujar el balón a las redes.

Los Gallos no reaccionaron, sus salidas fueron fallidas mientras observaban como la localía se imponía en toda la cancha a través de un juego dinámico y gracias a ello, fue como cayó la segunda anotación, Orozco a los 26’. Una falta de desconcentración por parte de Volpi, quien tomó el esférico proveniente de su propio compañero y el árbitro Peñaloza no dudo en marcar tiro indirecto, cobrado por Aldrete hacia Chuletita quien definió sin marca para poner el 2-0.

Los queretanos intentaron reaccionar, las indicaciones de Vucetich era adelantar líneas y casi logran reducir el marcador con un cabezazo de Yasser Corona que de manera espectacular Marchesín desvió.

La noche redonda apareció para Chuletita, Abella centró un balón envenenado, Tavares desvía ligeramente y con la parte interna definió para ganarle la marca a Martínez y gritar su tercer tanto.

Santos defendió su marcador en el complemento de la mejor manera, atacando el marco rival, proponiendo, mientras que el Querétaro padeció para hilvanar esas jugadas de los juegos anteriores.

El cuarto festejo de Orozco apareció a los 63’, Tabares dejó metros atrás a la defensa queretana para regalarle un servicio al delantero y poner su rúbrica.

Todo el TSM era felicidad, cantando “campeón, campeón”, grito que impulsó al Pulpo González para cerrar las cifras al 80, tras un centro de Escoboza por derecha y con la testa mover las redes del portero Volpi.

Más que por la goleada, los Gallos se preocuparon por Ángel Sepúlveda, quien fue estabilizado por un dolor en el pecho, generado por un golpe en la cabeza.

Santos demostró su potencial sin escatimar nada, expresó la manera de como se deben jugar estas instancias, salieron como unos auténticos guerreros dispuestos a matar deportivamente al equipo rival, escuadra que se espantó al verse disputando una final.

click para ver gráfico