Miércoles 23.09.2020 - 04:58

Bruce Springsteen publica un itinerario desesperado, su vida

Bruce Springsteen publica un itinerario desesperado, su vida
Por:

Bruce Springsteen parece confirmar que cada ser humano se abate, se alza: mastica su derrota, celebra sus victorias y se convierte en otro en cada gesto, en cada trance. “Los seres que soy se despedazan” (María Baranda), se ajusta a su Born to Run. “Escribir sobre ti mismo es algo muy curioso [...] Pero, en un proyecto como éste, el escritor hace una promesa: mostrarle su mente al lector. Y eso es lo que he intentado hacer en estas páginas”, explica el intérprete de “Badlands” en uno de los capítulos del volumen.

Hay en estos 79 capítulos y el breve epílogo, frases despeñadas en la urgencia de decirlo todo: oraciones, cánticos, ruegos, consternaciones, alegrías, mudanzas, ensueños, acasos, sombras en los espejos, cielos abiertos, nubarrones, miradas, abismos sobrepuestos, anhelo, avideces... En fin, “palabras caídas de las manos / lamidas por los perros de la calle” (M. Baranda).

Proyecto que nació en 2009 tras la presentación de Springsteen con la E Street Band en el intermedio del Super Bowl. “La experiencia fue tan maravillosa que me propuse escribir sobre ese concierto. Empecé a redactar y no pude parar, así nació esta autobiografía desesperada, a veces; contenida, de vez en cuando: pero, siempre pródiga con la verdad de una vida como la mía que no creo que le interese a muchos, al menos eso pretendí”, ha dicho a la prensa estadounidense uno de los artistas más exitosos del rock and roll contemporáneo.

¿Ajuste de cuentas? Los seguidores del rockero de Long Branch percibirán sus ademanes musicales sobre el papel impreso: repiques percutivos, punteos de una guitarra desesperada y en acecho: numeraciones de circunstancias desde un afán evocativo de lo inconfesable: conmovedores parágrafos que describen la dureza y sequedad de su esquizoide padre, Douglas (“Yo no era el ciudadano favorito de mi padre”), la madre (“Mi madre me colmaba de afecto. Redoblaba el amor que yo no recibía de mi padre...”), penurias económicas en la infancia y juventud, detenciones en la comisaría local, familia en constante trasiego, trágico embarazo de su hermana Virginia a los 16 años, la presencia de períodos depresivos, la primacía de la música, la estimulante presencia de los hijos y su esposa, Patti Scialfa...

Discurso desbordado en una prosa (traducción de Ignacio Juliá Campos) de sugerente lirismo cuando aborda, sobre todo, la huella determinante en su obra de canciones y músicos escuchados en su infancia y juventud (Lonnie Donegan, She Wooley, Little Richard, Beatles, Satchmo, “The Twist”, “Twist and Shout”, “Hello Dolly”, Mantovani, Chubby Checker, “Workin’ Man Blues”, Elvis Presley...).

Indiscutible lectura solvente, que, sin embargo, adolece de pequeños descuidos: repeticiones de pasajes y de algunos cuadros descriptivos. El autor hace una referencia al Festival de Woodstock: lo ubica en 1972, cuando ese evento se realizó en 1969. ¿Autobiografía definitiva? La existencia y la música del intérprete de esa insignia que se llama “Born in the U.S.A” han sido afrontadas en una decena de manuales, y su ‘biógrafo autorizado’, Dave Marsh, se ha encargado de esclarecer cualquier equívoco sobre el afamado vocalista, guitarrista y compositor.

Born to Run: abona muchas incógnitas sobre Springsteen, todavía no se descorre todo el cendal de este músico ‘iletrado’ responsable de algunos de los textos más axiomáticamente literarios del folk y el rock de América.

Nueva York lo recibió con entusiasmo desbordado en los 70. El hijo carismático de Nueva Jersey nació para correr escoltado por la victoria: quien lo dude que lea estas confesiones.

click para ver gráfico