Y de repente todo el DF se “Haloco”

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Cuartoscuro

El semáforo está en rojo, los autos se detienen, el ruido disminuye. Un hombre que aprovecha el alto pone su periódico sobre el volante, mira al frente y ve que delante de él, en medio del cruce, cinco personas le dan la espalda, reclinan la cabeza hacia atrás y extienden su brazo derecho al cielo.

“Caos y destrucción”, le dice un joven que viste una playera de Batman a su acompañante. “No seas payaso, es un arcoíris, pero raro”, contesta la chica que le toma la mano.

El hombre del auto voltea a la izquierda para buscar complicidad con otro conductor, pero no la encuentra, ese individuo está con medio cuerpo fuera de la ventanilla, con los ojos detrás del teléfono que apunta hacia arriba. Así que deja el periódico, se asoma y, como todos alrededor, voltea al cielo.

Es la esquina de Avenida Baja California e Insurgentes, y por un minuto las personas que coincidieron a las afueras de la estación Chilpancingo: los que salían del Metrobús, los que entraban al Metro, los que caminaban hacia Monterrey, los que circulaban en sus autos con dirección a Avenida Nuevo León, vieron el halo solar que sorprendió a los capitalinos ayer al mediodía.

Los curiosos en las esquinas de las calles, tras las ventanas de las oficinas, en las azoteas de los edificios, desde el interior de los autos, capturaron el fenómeno: un círculo de colores que rodeaba al Sol. Los comentarios catastrofistas comenzaron: “Vienen los Ovnis”, “Va a temblar”, “Es el fin del mundo”, “Es el día del juicio”...

“Se trata de una situación normal que siempre ha ocurrido, no solamente sucede en el día, también en la noche, con la Luna de protagonista; todos los años pasa en cualquier parte del planeta y no tiene nada que ver con el frío o el calor, no es nada extraño”, explica a La Razón el ingeniero del Sistema Meteorológico Nacional, Jaime Albarrán.

Este fenómeno natural es frecuente, el año pasado ocurrió en Acapulco, y hace unos días en Cali, California, comenta el especialista, que explica que este halo se produce cuando la luz del Sol llega a una nube: “se combinan bajas temperaturas en las capas altas de la atmósfera y humedad que viene de los océanos. Con ello se forman capas tenues de hielos en forma de hexágonos, cuando la luz del sol pasa, se descompone como sucede con los arcoíris”, describió Daniel Flores Gutiérrez, investigador de la UNAM.

La sorpresa de los chilangos (y de habitantes de otros estados como México, Querétaro,

San Luis Potosí, Hidalgo, Guanajuato y Morelos) se difundió por todos los medios. En la radio Joaquín López Dóriga explicó de qué se trataba el aro solar. Mientras tanto, Denise Merker compartió que en un corte comercial de su programa fue a la ventana más cercana para mirar al sol.

Desde las doce y media del día se vio en cualquier parte de la ciudad. Sobre Paseo de la Reforma los paseantes aprovecharon el Ángel de la Independencia, la Diana Cazadora, la Estela de luz, para tomar imágenes directas del sol, pese a las advertencias.

El Instituto de Astronomía de la UNAM informó que el halo solar no causa efectos en los sistemas de telecomunicaciones, ni daño al planeta o a los seres humanos; sin embargo, advirtió que mirar directamente al sol siempre es un riesgo, que puede quemar la retina e incluso causar ceguera.

Eso no importó. Las redes sociales se convirtieron en escenario de las cientos, tal vez miles de imágenes captadas a través de un dispositivo móvil.

De las 12:30 a las tres de la tarde que duró el fenómeno, en Twitter, Facebook e Instagram, por lo menos 20 imágenes nuevas surgieron por minuto, #HalodeSol, el nuevo trending topic. Políticos, escritores, cantantes, actores... se sumaron a la difusión de las fotos del aro solar.

Instituciones como el América aprovecharon la aureola para darle un sentido celestial al equipo; asimismo, en el Twitter oficial de la Selección Nacional mostró la imagen desde una portería, dando la intención de que el sol era un balón.

La sorpresa se convirtió en diversión, las fotografías curiosas se convirtieron en virales: de un edificio partiendo a la mitad el sol, de gente que se tomó selfies con el astro de fondo, de aviones cruzando el halo, de niños con aureolas en el cielo... Además, surgieron las selfies: Goku, Bob esponja, Stevie Wonder, el Chicharito, Luis Miguel o Snoop Dog, fueron los protagonistas. Y los comentarios esperanzadores no faltaron “yo veo un óvulo. Hay esperanza”, “aprovechen y carguen energía”...

El espectáculo natural terminó, pero no el social, durante el día #HalodeSol se mantuvo como trending topic, y los perfiles de Facebook permanecieron con las fotos del sol rodeado por un arcoíris, un suceso que, con la comunicación, se volvió

en un fenómeno.

[click para ver gráfico

->http://www.3.80.3.65/IMG/mk/infoLR/entre262205155A.jpg]