Señalan a Rubén Vasconcelos

“Qué bueno que te fuiste, pero no regreses”: critican gestión del ex fiscal de Oaxaca

La saxofonista María Elena Ríos, quien fue atacada con ácido, denunció que el ex fiscal "protegió" a agresores

Captura de Pantalla 2021-03-07 a la(s) 16.54.16
Al principio del video aparece la activista y periodista, Soledad Jarquín Edgar, madre de María del Sol, quien fue asesinada en Oaxaca
Por:
  • La Razón Online

La saxofonista María Elena Ríos, quien fue atacada con ácido el 9 de septiembre de 2019, realizó un performance donde celebró la renuncia del ex fiscal de Oaxaca, Rubén Vasconcelos, quien renunció a su cargo este viernes.

La joven publicó un video en blanco y negro, con música de fondo, donde denunció que Vasconcelos presuntamente no realizó las debidas diligencias, e incluso protegió a los agresores de mujeres.

"Qué bueno que te fuiste, Rubén Vasconcelos, porque en todo este tiempo no supiste, ni ejerciste, el cargo de un fiscal, no tuviste la capacidad. Qué bueno que te fuiste, porque los resultados, sí, (las víctimas) estamos a la vista y somos el resultado de tu trabajo incansable que hiciste para proteger a nuestros agresores”, dijo la saxofonista.

En la grabación —que al inicio aparece la activista y periodista, Soledad Jarquín Edgar, madre de María del Sol, quien fue asesinada—, Ríos comentó que el ex fiscal no daba razón de los avances de investigaciones contra la violencia de género, e incluso se molestaba.

“(Te enojabas) porque no habías hecho nada, y nada es la incompetencia que no debe caracterizar a ningún órgano de justicia, como es el caso de la Fiscalía General del estado de Oaxaca”, agregó María Elena.

En su mensaje, Ríos aseguró que Vasconcelos no honró el cargo como Fiscal de Oaxaca y: “no mereces ocupar ningún otro cargo público. Apoyaste a la corrupción y nos diste la espalda, si alguien te apoyara sería un grave error. Le fallaste a Soledad Jarquín Edgar, a mí, a Zayra y a cientos de oaxaqueñas”.

Desde el año pasado, María Elena denunció que en el proceso de su caso, tanto ella como su familia fueron revictimizadas, pues sufrían desinterés y hasta violencia de género por parte de las autoridades.

“Falta ejecutar una última orden de aprehensión y no hay avance. La situación actual me orilla a sentir que el asunto está prácticamente olvidado y eso me genera incertidumbre, ya que la Fiscalía, que es la encargada de cobijarnos, con inacciones como ésta, nos vulnera y provoca miedo”, dijo a La Razón en febrero pasado.

María Elena Ríos fue atacada en 2019 en su hogar, ubicado en Huajuapan de León, Oaxaca. Ese día, dos albañiles le rociaron ácido en el rostro y cuerpo, por órdenes de Rubén “L”, El Charrez, que, a su vez, actuó por instrucciones de Juan Antonio Vera Carrizal y su hijo, Juan Antonio Vera Hernández, este último prófugo.

Durante estos 17 meses, María Elena se ha sometido a un doloroso, largo y costoso tratamiento para gradualmente recuperar su salud; sin embargo, los especialistas le han hecho saber que las secuelas serán irreversibles.