Agente disparó directo a niño

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Un matrimonio que observó el momento en que un niño mexicano murió acribillado por un agente de la Patrulla Fronteriza en El Paso, Texas, declaró que la víctima no cruzó la frontera y que el oficial disparó directo hacia él.

“Al principio, no pensé que le hubiera dado a alguien. Pensé que no le había dado”, dijo la estadunidense Bobbie McDow, quien caminaba por el Puente Internacional Paso del Norte al ocurrir los hechos que narró y en los que perdió la vida el niño mexicano Sergio Adrián Hernández Huereca.

“Conforme miraba hacia abajo, vi algo tirado debajo del Puente Negro, entonces supe que el cuerpo no se movía y me conmoví mucho”, dijo McDow, de 52 años de edad, en declaraciones reproducidas por los periódicos The Wall Street Journal y El Paso Times.

El esposo de McDow, Raúl Flores, de nacionalidad mexicana, dijo que también observó el incidente.

En declaraciones al Wall Street Journal, Flores, también de 52 años, dijo que el adolescente al que le dispararon salió detrás de un pilar en el lado mexicano de la frontera con sus manos al aire.

El agente y el adolescente, “tuvieron cuatro segundos para mirarse uno al otro”, antes de que el jovencito recibiera los impactos, primero en un hombro y luego en la cabeza.

McDow contó que se paró en medio del puente a observar a unos adolescentes que parecía trataban de cruzar a Estados Unidos y luego regresar a México, sin ser detenidos por los agentes.

La estadunidense notó que los adolescentes repitieron varias veces lo mismo, en una especie de juego del gato y el ratón.

La testigo informó que agentes de la Patrulla Fronteriza ubicaron a los adolescentes y los persiguieron. Uno de los jóvenes tropezó y fue detenido y otro fue derrumbado por un agente que lo persiguió en bicicleta.

McDow dijo que uno de los jóvenes que logró escapar hizo un movimiento como de lanzar algo. Entonces, uno de los agentes, mientras sujetaba en el suelo a uno de los adolescentes, disparó hacia México, indicó.

McDow dijo que llamó entonces al teléfono de servicios de emergencia 911 para reportar el incidente. Desde entonces, la mujer emitió su testimonio a agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que conducen la averiguación en la parte estadunidense.

La testigo indicó que uno de los jóvenes, no la víctima, sí había tirado piedras a los agentes de la Patrulla Fronteriza, pero aseguró que la vida de los agentes “no estuvo amenazada”.

El gobierno de México ha exigido a las autoridades estadunidenses “una investigación exhaustiva” de las causas que provocaron que el agente de la Patrulla Fronteriza disparara y matara este lunes al menor mexicano.

El presidente de México, Felipe Calderón expresó su más sentido pésame y solidaridad con la familia de la víctima, al tiempo que giró instrucciones a la cancillería para que brinde toda la atención necesaria a los familiares.

Alan Bersin, el comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, quien visitó El Paso este martes, prometió que la investigación sobre el incidente será transparente y justa.

Bersin afirmó no poder proporcionar detalles sobre la investigación, pues es una averiguación en curso. “No podemos, ni debemos saltar a conclusiones”, indicó.

El Departamento de Estado señaló en un comunicado emitido la víspera que lamenta la pérdida de la vida del niño mexicano y reafirmó que el incidente está siendo investigado.

El incidente se registra luego de que el 28 de mayo pasado el inmigrante mexicano Anastasio Hernández, de 32 años, muriera a consecuencia de una golpiza propinada por varios agentes de la Patrulla Fronteriza en la frontera de San Ysidro, California.

agp